Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/2/2011 12:00:00 AM

Cartas

"Nunca olvidaremos a esa maravillosa señora con la que crecimos millones de colombianos", Mario Caballero Z., Barranquilla

Ninguna empresa del campo

Interesante el artículo sobre ‘Desigualdad extrema’ (SEMANA #1506). Las cifras son preocupantes y desgarradoras. No obstante, me parece injusto responsabilizar de la pobreza y del alto índice de desigualdad social en Colombia (0,55 Gini) a la mala distribución en la tenencia de la tierra. El agricultor y el ganadero nuestros, en los últimos treinta años, han desmejorado tanto sus ingresos y calidad de vida que muchos de ellos han tenido que abandonar o vender sus tierras y ganados por el boleteo, el secuestro y por la poca o ninguna ayuda del Estado. Hay que recordar que los programas de ayuda como el AIS se quedaron en manos de banqueros, industriales, paracos, artistas y demás avivatos que nada tienen que ver con el sector agropecuario.
Además, ninguna empresa del campo, por grande y poderosa que sea, incluidos los ingenios azucareros, obtiene las ganancias y utilidades que año tras año declaran los bancos, las aseguradoras y demás organizaciones. En el 10 por ciento de la población que se queda con el 50 por ciento del PIB si acaso hay una sola empresa dedicada a trabajar la tierra. En el 90 por ciento restante están los pequeños, medianos y ‘grandes’ agricultores y ganaderos que ya casi son especie en vías de extinción.

Silvio Montaño Arango
El Cerrito (Valle)


 
Del embajador ecuatoriano

En relación con el artículo ‘La guerra que no fue’ (edición # 1507), debo manifestar que el Ecuador se encuentra en una nueva etapa de relaciones con Colombia, con el que ha mantenido tradicionales lazos. En este periodo, las percepciones subjetivas de funcionarios de terceros países, inmiscuidos en la relación bilateral, no contribuyen a los esfuerzos de Colombia y Ecuador para fortalecer tales lazos.
Por otro lado, si algo corrobora lo publicado de WikiLeaks es la inexistencia de relación alguna del gobierno del Ecuador con grupos irregulares colombianos, a pesar de la estrategia mediática que intentó vincularlo. Más aún, se ha comprobado que desde el inicio del actual gobierno la política fue, y sigue siendo, la persecución de cualquier grupo de otro país. Así lo demuestran las estadísticas de desmantelamiento de campamentos de grupos como las Farc, que en los últimos cuatro años suma 377.
Al momento, el Ecuador se encuentra empeñado en fortalecer sus relaciones con Colombia en ámbitos que, sin descuidar lo militar y la seguridad, significan mejorar las condiciones de vida y bienestar de las poblaciones de frontera. Los hechos sucedidos el primero de marzo de 2008 han sido superados, aunque es importante mantenerlos en la memoria de los pueblos para que no se repitan. Las adjetivaciones sobre las personas vertidas en esa coyuntura responden a la situación anímica de esos momentos y carecen de importancia en el estado actual de las relaciones.

Raúl Vallejo, embajador del Ecuador
Bogotá

 
 
 
Sobre una columna

Hemos leído la columna de María Jimena Duzán ‘En busca de El Dorado’. Son tantas las aseveraciones que faltan a la verdad y las especulaciones contenidas que debemos rectificarlas:

1. Desarrollo del proceso de contratación de Eldorado: La estructuración fue desarrollada por Kpmg, seleccionada entre 48 proponentes y escogida por Planeación. La estructuración desarrolló el Plan Maestro contratado por la Aerocivil con Aeropuertos de París y contó con el apoyo de funcionarios del sector transporte, Planeación Nacional, Ministerio de Hacienda y Ministerio de Comercio, entre otros. Los prepliegos y pliegos tuvieron amplia difusión y fueron ventilados en audiencias públicas con todas las garantías de controversia. Las cinco propuestas estuvieron evaluadas por un grupo independiente, conformado por más de veinte especialistas, acompañado por expertos externos.

2. Especulaciones de la doctora Duzán. La supuesta colusión entre dos proponentes, los chinos con Juan Emilio Posada y los de Zúrich con el grupo Opain, es infundada. Más grave aún, la señora Duzán sugiere que el gobierno premió ese comportamiento, puesto que, según ella, les “fue otorgada la licitación del aeropuerto de Rionegro”. Esa afirmación es no solo infame, sino falsa, pues Posada perdió en Rionegro, como en las otras licitaciones aeroportuarias en que participó. El mecanismo de eliminar propuestas agresivas, estableciendo un límite a ser contado desde la “mediana”, está dirigido a proteger el Estado de ofertas vulnerables en la práctica. La escogencia de este método está fundada en extensa literatura de teoría probabilística.

Especula la doctora Duzán sobre la inexistencia de experiencia del grupo perdedor, Aeropuertos y Servicios Auxiliares de México (ASA), del que formaba parte el Grupo Nule; desconoce los procesos cuando plantea supuestos de un inexistente descabezamiento en trámites de evaluación preliminar, el que solo es posible terminada la evaluación. Bajo la ley, lo que existe es un informe preliminar de trámite que abre la discusión para que los proponentes hagan sus observaciones, después de las cuales la entidad licitante toma la decisión en audiencia pública. La única tomada por la Aerocivil en Eldorado fue declarar hábiles las cinco propuestas, por cumplir los requisitos. Con ello se logró un magnífico resultado para el Estado. La adjudicación de Eldorado se hizo en cumplimiento del pliego de condiciones, conocidas por los interesados y de cara al país en audiencia televisada, y estuvo rodeada de garantías reconocidas en su momento por los que participaron, incluidos, por supuesto, los organismos de control que lo acompañaron.

Francisco Santos Calderón, Andrés Uriel Gallego Henao, Fernando Sanclemente Alzate
Bogotá



En defensa de su hijo

Solo confiamos en Dios, porque la vida y seguridad de mi hijo Camilo Bula Galiano se encuentran en riesgo absoluto. Cuando en un país como Colombia se afirma que una persona se ha robado 20.000 millones de pesos, como lo han hecho los directivos de la DNE, señores Juan Carlos Restrepo y Álvaro Aparicio –director y subdirector, respectivamente, de esa institución–, se le coloca de inmediato como objetivo de secuestradores y extorsionistas. Ellos dirán que se trata de una afirmación tendiente a evitar acusaciones. Pero ya lo demostraremos próximamente ante la Fiscalía General de la Nación. Las recientes amenazas serán judicializadas (…).

Con una conducta que no nos extraña del señor Aparicio, pero que nos desconcierta de la revista SEMANA, se organiza entonces una ‘cortina de humo’ para neutralizar la anterior publicación. Estas falsas informaciones son un refrito de lo que se inventaron en la DNE el día del grotesco allanamiento, hecho sobre el cual hay mucho todavía que hablar, de acuerdo con informaciones que hemos recibido recientemente.(…).

No soy defensor de la Dirección Nacional de Estupefacientes en ninguna de sus épocas, ni bajo la dirección de las diferentes representaciones políticas a quienes se les ha venido encomendando la tarea de su dirección. Pera a todos sus ex directivos y a todos los implicados se les debe aplicar el principio de la presunción de inocencia y garantizarles el debido proceso en el marco del Estado de Derecho. Eso es también lo que exijo para mi hijo Camilo.(…).

Razón tenía el filósofo cuando decía que “cuando una sociedad se criminaliza, todos losciudadanos dejan de tener derechos”. Y a todos los perseguidos en Colombia, un mensaje de optimismo en las palabras de Juan Pablo II: “¡No tengáis miedo!”. Y yo añadiría: y menos cuando las amenazas vienen de tan abajo.

Carlos Bula Camacho
Bogotá

N. de la R. Vea el texto completo en Semana.com


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.