Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/20/2011 12:00:00 AM

Cartas

"Desde que revelaron lo de Tolemaida no me sentía tan escandalizado", Elpidio Zuluaga, Bogotá.

Ante todo la dignidad

Con relación al artículo '¿Merece perdón? ' (SEMANA n.° 1528), sobre el caso del señor Hernán Darío Gómez, no podemos olvidar que el señor Gómez es una persona que representa a la niñez, a la juventud, a 44 millones de colombianos ilusionados por recuperar internacionalmente nuestro prestigio futbolístico, además de la formación ética y moral de la que en años anteriores hemos estado acostumbrados a ser evaluados internacionalmente. Con el desafortunado comportamiento del señor Bolillo, todo se echa a perder. ¿Con qué autoridad moral y ejemplo puede seguir dirigiendo a este grupo de jugadores? La verdad que Bolillo no nos representa ni moral, ni ética, ni futbolísticamente. No podemos caer en la trampa, después del escandaloso comportamiento, de que 'borrón y cuenta nueva, perdón y olvido, que se dé otra oportunidad'. Desafortunadamente en nuestra sociedad se han cometido todo tipo de abusos, crímenes, desafueros, en el sector público y privado, y estamos hartos de tanta injusticia, de la impunidad, ya no más. Hoy más que nunca se debe ejemplarizar para que se aplique el peso de la ley a todos aquellos que dicen ser representantes del pueblo colombiano en cualquiera de las actividades que se les han encomendado, y en particular al señor Gómez.

Bernardo Calvache Ortiz
Pasto

Es el poder

Según las encuestas (SEMANA n.° 1526), el poco carismático presidente Santos, en su primer año de gobierno, superó los niveles de favorabilidad alcanzados en su momento de mayor favorabilidad por el otrora mitificado expresidente Uribe. ¿A qué se debe este fenómeno?

Una de las características del mito político es que el gobernante ungido termina por convencerse, como lo pregonan sus áulicos, de que es un ser superior e imprescindible y por ello, cuando obligado por las circunstancias deja el mando, pretende seguir extendiendo su autoridad e influencia, pero ello no será posible porque ya ha perdido uno de los elementos en que fundaba su fortaleza, el poder que entraña la capacidad de mandar y de dispensar favores y beneficios, lo que convierte a quien lo posee en el centro de atención de los medios y en polo de atracción de las élites y de una clase política oportunista que, ávida de prebendas burocráticas, diplomáticas y contractuales, siempre apoyará y rodeará al gobierno de turno.

Sin embargo, el doctor Uribe no acepta esta realidad y se empecina en sus posturas arrogantes, belicosas y agresivas, pero de nada valdrán sus rabietas y bravuconadas porque así trine, truene o despotrique, el poder real lo ostenta su exsubalterno y protegido, quien quiere dejar huella en la historia así tenga que pasar por encima de su antiguo jefe y apadrinador.

Pedro M. Ospino A.
Bogotá

De Bienestar Familiar

Sobre la nota 'Y ahora el ICBF' (SEMANA n.° 1528), paso a explicar lo más relevante.

Frente a la salmonela en la Bienestarina, se aclara que fueron el concesionario, Industrias del Maíz, y el interventor -no la Procuraduría- quienes detectaron que algunos lotes de harina de soya, una de sus materias primas, presentaban esa bacteria; el ICBF dispuso retenerlos. El análisis de Invima detectó salmonela en dos de siete lotes retenidos y se destruyeron según los protocolos. Nunca se puso en riesgo la vida o la salud de los beneficiarios, por el contrario. Respecto a las glosas de la interventoría a los contratos del programa del adulto mayor, en todos los casos señalados -retomados por la Procuraduría- se exigió la corrección y se impusieron descuentos económicos. Los planes de mejoramiento son seguidos estrictamente, con herramientas para corregir oportunamente las deficiencias del servicio.

Sobre el ácido sórbico en la Bienestarina, a propósito de pruebas practicadas por Invima a instancias de la Contraloría, ese instituto certificó que "(…) se concluye que no generan riesgo para la salud (…)". Aun así, el ICBF multó al concesionario por 984 millones de pesos y al interventor por 389 millones.

Sobre la Unión Temporal Luz de Vida, está integrada por la Cooperativa de Trabajo Asociado Abasticos del Valle (constituida en 2001) y la Cooperativa de Trabajo Asociado Solidaridad Empresarial (constituida en 2004). Esta Unión se conformó en 2009 para presentar propuestas para la Convocatoria Pública CP-001 de 2009, proceso en el cual acreditó experiencia y capacidad financiera hasta resultarle adjudicado el contrato, cuya ejecución iba hasta el 30 noviembre de 2010.

Se suspendió el Programa de Adulto Mayor entre el primero y el 9 de diciembre de 2010, porque no habían sido asignados los recursos que el Ministerio de Protección provee para la ejecución, lo que ocurrió el 10 de diciembre. El ICBF, previendo mayor tiempo de suspensión, preparó los términos de referencia, estudios previos, definió y evaluó los posibles operadores entre el 10 y el 30 de diciembre. Así, la CTA Abasticos del Valle y la CTA Solidaridad Empresarial nuevamente suscribieron el Luz de Vida, presentaron la propuesta y celebraron el contrato con el ICBF, lo que permitió restablecerlo desde el 13 de diciembre, actuación que no denota conducta irregular y permite apreciar la eficiencia del Instituto.

En lo que respecta a irregularidades en la contratación del ICBF, el artículo señala "fraccionamiento". Es preciso indicar que la Procuraduría alude a esa figura a propósito de tres convenios celebrados con Alma Mater. Fraccionar contratos está prohibido en tanto se pretenda evadir un proceso de selección más riguroso. La ley contempla que los convenios interadministrativos, de cualquier cuantía, se celebran directamente. Alma Mater es una entidad estatal, y en esa medida, procedía la celebración directa.

La Procuraduría no ha afirmado que los servicios prestados por Alma Mater con personal contratado no hayan sido necesarios. Por el contrario, señala que la contratación de personal "debe evaluarse con el fin de considerar la necesidad de vincular más funcionarios a su planta de personal (…)".

Finalmente, sobre la afirmación según la cual "antes de asumir como secretario jurídico de la Presidencia, Edmundo del Castillo tenía un contrato de interventoría con el ICBF. El contrato pasó, con visto bueno de su hermano Gabriel, a una firma en la que participaban los Nule", el señor Del Castillo nunca ha celebrado contrato de interventoría con el ICBF y no es cierto que con el visto bueno de Gabriel del Castillo dicho contrato haya pasado a una firma en la que participaban los Nule.

Elvira Forero Hernández, directora general del ICBF
Bogotá

La colombiana no es

En su edición n.° 1526 encontramos el artículo 'Orquídeas a la calle'. Este se refiere a una circunstancia específica por la que atraviesa la Asociación Bogotana de Orquideología, pero erróneamente en el artículo la llaman Asociación Colombiana de Orquideología.

Esta información confusa ha creado en sus lectores la falsa idea de que la Sociedad Colombiana de Orquideología es la que está involucrada en los inconvenientes, cosa que no es cierta.

Francisco Villegas V., presidente
Medellín
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.