Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/27/2011 12:00:00 AM

Cartas

"Siga, presidente Santos, pase a la historia y haga la paz en Colombia". Carlos Roberto Bernal, Bogotá.

Incluyente, representativo y social

El artículo ‘Rumores de paz’ (SEMANA n.° 1528) plantea varias inquietudes. El cruce de mensajes de los últimos días deja en evidencia el silencio de tres sectores claves en esta ‘nueva agenda’: la clase política, el sector empresarial y las fuerzas militares. Si bien toda iniciativa es bienvenida, no puede ser exclusiva de sectores cercanos a la izquierda revolucionaria, pues una paz no puede ser construida cerrando el espacio discursivo a otras líneas de pensamiento. Para que estos ‘rumores’ avancen, debe recordarse que todo proceso de paz debe ser incluyente, representativo y reflejar consenso social.

César A. Castaño Rubiano
Bogotá


¡Miren a Urrutia en Cali!

Nada justifica que al ensalzar a Rodrigo Guerrero y a Susana Correa con motivo del rechazo de su inscripción (ver: ‘Rajados por firmas’, SEMANA n.° 1529), e intentando explicar para dónde se moverían sus votantes, la revista ‘olvide’ explicar cómo se comportaría la intención de voto para María Isabel Urrutia a partir de la encuesta que sirvió de base a la nota.

Resulta que la encuesta en mención (del Centro Nacional de Consultoría para CM&) dice que la favorabilidad por Rodrigo Guerrero alcanzaba un 23 por ciento, seguido por María Isabel Urrutia con 13 por ciento; Sigifredo López, con 11 por ciento; Milton Castrillón, con 10 por ciento, y Clara L. Roldán, con 6 por ciento. Pero el artículo no se refiere a cómo se afectaría la campaña de quien en dos semanas casi triplicó su intención de voto al pasar del 5 por ciento al 13 por ciento.

Tal vez pueda alegarse que Guerrero y Correa representan a las élites caleñas, conservadoras, blancas y respaldadas por cacaos y medios. Pero lo cierto es que al hacer campaña han tenido que elevar reivindicaciones populares que resultan más creíbles en manos de María Isabel Urrutia. Lo que permitiría pensar que al menos una parte de su electorado más popular, también compuesto por mujeres, excluidos y afrodescendientes, en una ciudad con la segunda población negra de América Latina, vaya a parar en la votación de quien puede llegar a representarlos. Aunque Urrutia no esté haciendo campaña a partir de la victimización o el clasismo, pese a su innegable condición de siempre excluida.

Wilson Arias, representante a la Cámara
Cali


Un desafortunado momento

Impresionantes declaraciones y denuncias las que hace esta revista. No entiendo qué haría el país sin ustedes para destapar y poner a andar la justicia (o debí decir mejor cojear a la justicia) porque desde el destape, las denuncias y la labor bien intencionada de los medios de comunicación pienso que cojean las cosas, y a lo que me refiero es ¿por qué en un escándalo tan importante como el del sistema carcelario del país se protegen y se tapan identidades de verdaderos delincuentes y torcidos como la funcionaria ‘caliente’ en este caso? Más colmo aun cuando en la edición n.° 1528 se estaba arruinando la vida de un colombiano que ocupaba todos los espacios de los medios, porque en un desafortunado momento golpeó a una mujer en público, y a él ahí sí, sin protegerlo, se dedicaron a arruinarle la vida.Huy, es que ese escándalo sí que vende! ¿No es así, señores medios de comunicación?

Ana María Mejía Céspedes
Medellín


Indiferencia criminal

Sea este el momento para felicitar y agradecer el tener en Colombia un medio tan prestigioso como la revista SEMANA. Soy lectora empedernida de ustedes.
 
Mis elogios al señor Daniel Samper Ospina, por su artículo ‘La bola del Bolillo’ (SEMANA n.° 1528). Es fiel sentido de lo que le falta a mucha gente en este país, que no conoce de sensibilidad de género y sensibilización para meterse en los zapatos de la otra persona. De esa forma como el señor Samper Ospina describe la situación, es la más efectiva para que aquella gente se entere y caiga en cuenta de la indiferencia criminal que a veces circula por sus venas.

Doly Enríquez
Cali


La mala hora

Nada esclarecedor, nada probado dentro de las argumentaciones del único expositor, salió durante casi cinco horas de ideas prefabricadas de quien se convirtió en ‘víctima’ de una organización de ‘venganza criminal’ constituida por la honorable Corte Suprema de Justicia, Fiscalía General, terroristas y opositores políticos (SEMANA n.° 1529).
 
Fue una versión de libre despacho ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, que no goza de prestigio por carecer de idoneidad judicial. Los miembros deberían declararse impedidos por ser a su exjefe político al que interrogan, además de ser copartidarios convertidos en jueces. Esto solo ocurre en la Colombia de ‘Majija’. Menos mal que dicha comisión desaparecerá.

Estoy identificado con el planteamiento que el país debe pasar la página y que el expresidente deje gobernar. Empero para llegar a ello se necesita una verdadera justicia donde el acusado responda a un amplio y serio acervo probatorio, con testimonios, y no se pueda responder con insolencias como ‘siguiente pregunta’. Unos medios de comunicación transparentes y una sociedad responsable, exigente, y unidos para cerrar la oportunidad a los actores de crear guiones para películas de ficción que titulan a su interés, por ejemplo, ‘Venganza criminal’. La mala hora del expresidente apenas empieza.

Omar León Muriel Arango
Cali

 

Vacunado

Soy suscriptor de su revista y en su edición n.° 1527, en la información de Sociedad, tuve la sorpresa de encontrar al señor Fernando Botero Zea como invitado a la recepción de la Embajada de Colombia en México, con motivo de la visita de nuestro presidente a ese país. Que una persona sub judice aparezca como contertulio del doctor Santos y del director nacional de la Policía me deja vacunado para enterarme con naturalidad de que para las próximas fiestas navideñas en el Palacio de Nariño estarán como invitados los señores Nule.

Alberto Osorio
Cali

 

Invita y sugiere

Parece que vimos la misma película. Leer su comentario sobre ‘Medianoche en París’ (SEMANA n.° 1527) me permitió resentir y reconocer aspectos de la buena huella que dejó esa experiencia. Compartir algo valioso es el origen de una amistad, aunque no se conozcan las personas: las afinidades afloran y el poder de la palabra y la imagen recrea experiencias y matices de nuevas emociones. Leer su comentario me acercó un poco más a la película y a su rico contenido. Por ello le manifiesto el afecto por su ejercicio de comunicador: en su comentario invita, no solo describe; sugiere y no solo critica.

Henry Granada
Cali

 

El crédito respectivo

N. de la R. En la edición n.° 1528, en la sección Cultura, aparece publicado sin el crédito respectivo el diseño de un afiche presentado como propuesta para ilustrar el 9.º Festival de Cine Colombiano de Medellín. El autor del diseño es el señor Juan Guillermo Ordóñez Suárez.


No escribe Coronell

N. de la R.
Por dificultades logísticas, en este número no escribe Daniel Coronell. Su columna reaparecerá, como de costumbre, la próxima semana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.