Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/10/2011 12:00:00 AM

Cartas

"Aún no puedo creer que, por primera vez, haya un autor intelectual condenado por un magnicidio", Josefina Aristizábal, Bogotá.

Un fallo histórico

Su portada de SEMANA n.°1531, cuando dice “porque la condena contra Santofimio por el magnicidio de Galán es histórica”, las declaraciones de Juan Manuel Galán después de la condena: “Este es un homenaje a la memoria de mi padre” y el hecho irrefutable de que no existen pruebas contundentes que involucren al exsenador tolimense con el asesinato del caudillo liberal llevan a la conclusión de que por la cercanía, innegable, de Santofimio con el capo que ordena el aberrante crimen y su enfrentamiento político con la víctima “condenan a un inocente, del magnicidio, por emitir un fallo histórico y hacer un homenaje al inmolado líder”.

Gilberto Silva Ospina
Ibagué

 
¿Quién podrá defenderlos?

Sobre el artículo de Antonio Caballero de la edición n.° 1531, quiero comentar que en realidad en este país no existe la justicia, máxime cuando se condena a una persona sin pruebas y solo con acusaciones verbales de personas de dudosa reputación, observando, además, que el juez quien condena se basa en el historial delictivo del condenado, además de fotos para emitir su fallo. No es desconocido el pasado de Santofimio, lleno de violación y quebrantamiento a la justicia, pero esto no es prueba alguna de que haya sido el autor intelectual de dicho magnicidio. Los jueces en el país están juzgando no apoyados en la ley, sino según el viejo comentario de que como ha cometido muchos delitos, ese es el ejecutor actual. Ahora podemos cambiar la frase del Chapulín Colorado: Ahora ¿quién podrá defenderlos?

Osval Darío Vargas Montoya
Medellín

 
Nos gusta filosofar

En la edición n.° 1530 de la revista SEMANA, en la entrevista realizada por María Jimena Duzán, el señor J.J. Rendón asegura que fue asesor de mi campaña para la Alcaldía de Medellín. Aunque la revista no está en la obligación de rectificar lo dicho por un entrevistado, les pido comedidamente que me permitan aclarar este asunto.
Mi relación con J.J. Rendón estuvo circunscrita básicamente a las conversaciones que adelantamos para que el Partido de la U apoyara mi candidatura a la Alcaldía. A esta tarea lo dentaba el presidente del partido Carlos García Orjuela, con quien también me reuní en varias ocasiones. En algún momento J.J. Rendón nos ofreció sus servicios y conversamos con él varios miembros de la campaña. Su propuesta era inaceptable para Compromiso Ciudadano por dos razones: los montos y los métodos. Nos definió como buenos políticos, de intenciones nobles, pero ingenuos. Él resumió bien el asunto en la misma entrevista, cuando dijo que la ética es asunto de filósofos. A nosotros nos gusta filosofar.

Alonso Salazar, alcalde de Medellín
Medellín


Todo vale

Por personas como J.J. Rendón y los políticos (que lo contratan y otros) faltos de ética y principios es que este país está como está. (SEMANA n.°1530). Aquí está la explicación a la frase de “en política todo se vale”.

Benjamín Correa Uribe
Bogotá

 
Que tomen conciencia

En su artículo ‘¿Qué va a pasar con la oficina más importante de Colombia?’, de la edición n.° 1531, entiendo por qué se otorgan tantas licencias sin ningún tipo de conciencia ambiental, y es porque las personas que lo hacen no están en el mejor ambiente laboral, están estresadas y no son muy conscientes del permiso que están otorgando. Esperemos que el incremento en el valor de dicho trámite, que mejorará considerablemente sus instalaciones y recurso humano, no dé a las empresas o entidades el derecho del otorgamiento de una licencia y que los empresarios tomen conciencia de que las futuras generaciones no podrán calmar su sed con un billete o lingote de oro, sino con un refrescante vaso de agua.

Claudia Milena Vélez Torres
Cali

 
Actos bochornosos

En la edición n.° 1530, el artículo de la periodista María Jimena Duzán es la radiografía exacta de lo que han hecho la mujeres de su imagen conceptual. Nos ‘cosificamos’ y después nos lamentamos por la inequidad de género. No es admisible que mujeres, dizque profesionales, tengan que recurrir a vender su inteligencia y su capacidad laboral, mostrando sus cuerpos como en una subasta barata de pueblo. Las tetas, como dice María Jimena, no son el paraiso que nos abre el intelecto. Este se gana en franca lid, demostrando que podemos lograr con nuestra inteligencia ser excelentes profesionales en cualquier campo, con la seguridad de hacer patria y buscar el crecimiento de nuestro país; así nos sometan a una mastectomía o nos hagamos implantes de silicona.

Lástima que este sea el patrón que hay que seguir por nuestras lindas niñas inteligentes y pilosas de hoy; pues es doloroso que muy probablemente buscarán el camino más fácil para llegar al éxito mostrando su desnudez para ‘liberarse’ y sentirse realizadas. Me duele pensar en mis sobrinas y nietas con estos ejemplos tan desejemplarizantes. Por favor... como mujer, deploro actos tan bochornosos.

Sara Gómez Giraldo
Manizales

 
Verdadera opinión

Siempre he dicho que todos los extremos son terribles. Y no se sabe qué es peor: si una mujer liberada, de recalcitrante izquierda, tapada de moral hasta el cuello, o un cura ladrón y perverso hablando de lo humano y lo divino. Bien por Daniel Samper, ese sí es un verdadero periodista de los que ustedes llaman independientes, de verdadera opinión, que dice las cosas como son pero ‘totiado’ de la risa. Siempre empiezo la lectura de SEMANA por la parte final, para comenzar contento. Qué dulzura de niñas, no las conocía ni me las imaginaba así, se ven divinas; bien por su periodismo, menos mal lo hicieron después de ser periodistas y no antes.

Fernando Cañón Beltrán
Bogotá


Un país tropical

Es muy oportuna y pertinente la entrevista (SEMANA n.° 1531) en la que Ricardo Lozano, el director del Ideam, explica que vivimos en un país tropical, con lluvias frecuentes y muy susceptible de deslizamientos, en especial en la región andina, pues los canales de los ríos aún tienen lodo, sedimentos, escombros, basura. Grave que el suelo no se haya secado. Por eso es urgente reparar los daños causados en 2010 por un fuerte invierno que demostró que si no se cumplen las normas, nos va peor. Tenemos muchos ríos, es el momento de prevenir mayores desastres que aumentan las dificultades al marginar a quienes viven en zona peligrosa, porque el agua no perdona. No hay que facilitar asentamientos donde hay peligro. Mejor es adecuar vías de circulación con seguridad vial e integrar las zonas que de otro modo se marginan del desarrollo. Por eso, prevenir, planear, respetar el medio y aportar todos disponiendo bien basuras, escombros, mantener en buenas condiciones canales, drenajes. Es el momento de ver buenos resultados sostenibles de Colombia Humanitaria, estamos emergiendo y otra emergencia nos frena y complica. Estamos a tiempo de prevenir si todos actuamos con normas de convivencia.

Diego Casabianca Escallón
Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.