Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/24/2011 12:00:00 AM

Cartas

"Es increíble que la seguridad nacional esté en manos de personas capaces de venderla", Carlos Rico, Bogotá.

Actuaciones nefastas

Somos muchos los colombianos y también las personas extranjeras residentes en el país que recibimos con sumo agrado el informe periodístico ‘Jorge Noguera, condenado a 25 años de cárcel’ de la revista SEMANA (edición n.° l533). Lo ocurrido con el señor Jorge Noguera, en calidad de director del DAS, es la más absurda y nefasta situación que nos recuerda los delicados hechos sucedidos con la mafia de los Estados Unidos y de Italia (la Cosa Nostra).
El hecho, en términos generales, representa la existencia de un organismo de inteligencia de una Nación al servicio de los delincuentes, y en el caso concreto del hoy exdirector del
DAS, para favorecer a narcotraficantes y paramilitares; según decisión de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, se halló responsable a Jorge Noguera de cuatro delitos, entre ellos el homicidio del profesor Alfredo Correa de Andreis. Entonces, la condena para Jorge Noguera a 25 años de prisión es justa y además ejemplarizante, pero aún hay otros hechos delictivos y personas que la justicia debe investigar y castigar.

Jorge Giraldo Acevedo
Santa Marta


Nombrar extraterrestres

De acuerdo con las denuncias sobre el DAS (SEMANA n.° 1533), los escándalos de corrupción en la salud, la contratación, la minería, etcétera, en este país no hay responsables. Todo ha sido a sus espaldas. Por eso, es un gasto inútil –más bien detrimento patrimonial– eliminar ministerios, institutos, oficinas, y luego volver a crearlas, pues vuelven a ser nombrados quienes las han acabado. Estos funcionarios siempre caen ‘para arriba’. Ahí vemos los dragacoleros, los AIS, los que han ‘contribuido’ a acabar con la salud, con la contratación, nombrados en nuevos ministerios y embajadas. En Colombia, para que las nuevas dependencias públicas funcionen, deberían nombrar extraterrestres o, como dijo Santos refiriéndose al nuevo director de la Selección Colombia, traer personal extranjero.

Estefanía Reina
Medellín


El costo de la verdad

En Colombia decir la verdad tiene un alto precio: la controversia, las amenazas, la muerte; así lo confirma la valerosa ‘carta premonitoria’ del sociólogo Alfredo Correa de Andreis al expresidente Uribe (SEMANA n.° 1533), “detenido por el DAS bajo la sindicación de rebelión y asesinado tres meses después”. También tiene alto precio colaborar con la justicia, como la valiente Camila Reyes del Toro en el caso de AIS. O la actitud del vice Argelino Garzón sobre la pobreza de los colombianos: “De la teoría a la realidad”. Solo la fortaleza, el regio carácter y el irreductible apego a la realidad de estos episodios, dolorosos para la patria, hacen que brille la verdad por encima del miedo y la desesperanza.

Bernardo Andrade Tapia
Ipiales


De Juan Camilo Restrepo

En los Confidenciales de la edición n.° 1533 apareció uno titulado ‘Cuesta arriba’, que concluye que el gobierno no podrá cumplir la política de restitución de tierras a las víctimas del conflicto armado. Dice que según el cálculo más conservador, se supone que son cuatro millones las hectáreas objeto de despojo. Que en el primer año del gobierno se han titulado 600.000 hectáreas a campesinos, de las cuales solo 60.000 son restitución. Que esto implica solo el 1,5 por ciento del problema. Por ello concluye que se incumplirá la política.

En primer lugar, no son cuatro sino dos los millones de hectáreas que se estiman despojadas por el conflicto, a las cuales está orientada la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. Así lo concluyen múltiples cálculos, entre ellos, el realizado por la Comisión de Seguimiento a la Política Pública de Desplazamiento Forzado.

En segundo lugar, solo desde el 10 de junio la Ley es una realidad. Lo que hemos logrado en restitución en este primer año ha sido en el marco de la normatividad ordinaria. Aunque sin ley, durante el primer año se intervinieron casos emblemáticos, todos desengavetados y activados mediante decisiones del Incoder actual. En estos momentos, nos encontramos haciendo nuestros mayores esfuerzos para que a principios de 2012 podamos iniciar los procesos de restitución en justicia transicional.

En tercer lugar, la meta trazada durante el gobierno es de 160.000 familias de las 360.000 que han sido víctimas de desplazamiento. Esto debido a que el proceso es complejo, demanda grandes adecuaciones institucionales, condiciones de seguridad, trabajo coordinado e inversión.

Como se ve, aunque la ley establece diez años para su implementación, la apuesta del gobierno Santos es en estos tres años restantes abordar casi la mitad de la problemática total. Estamos por primera vez en la historia dando cara a las consecuencias del conflicto armado y la disputa sobre las tierras rurales, es nuestro mayor empeño lograrlo y es así como este gobierno quiere ser recordado.

Juan Camilo Restrepo,
ministro de Agricultura y Desarrollo Rural
Bogotá


De Aníbal Gaviria

En relación con su columna de la edición n.° 1533, y convencido de que la intención de María Jimena Duzán es contribuir a esclarecer los hechos, le manifiesto lo siguiente frente a sus interrogantes:

1) Los hechos relacionados sí han sido publicados y debatidos en los medios, a través de los cuales he respondido con claridad.

2) Frente a la extorsión de que fue víctima mi padre, Guillermo Gaviria, debo decirle que él ha respondido ante los medios y ante la justicia, y aportó las pruebas que demuestran que había sido víctima de una exacción, como lo han sido y lo son miles de colombianos.

3) Con respecto a las acusaciones que alias el Alemán hizo en 2010, me ratifico en que nunca me he reunido ni he hablado con él, no lo conozco, nunca me he reunido con emisarios suyos ni nunca envié emisarios para que se reunieran con él.

4) Con respecto a Carmen de Bolívar S.A., el gerente me ha informado que hasta la fecha no se le ha notificado ninguna investigación de la Superintendencia de Notariado y Registro ni de la Fiscalía.

5) En lo referente al intento de relacionarme con alias el Cebollero, la Procuraduría adelantó una investigación, en la cual me exoneró de toda responsabilidad disciplinaria. Por los mismos hechos la Fiscalía abrió una investigación previa en 2007 que estamos seguros terminará como la de la Procuraduría.

6) Finalmente le expreso que cuando fui candidato en la consulta del Partido Liberal y luego candidato a la Vicepresidencia, respaldé con total convicción las iniciativas del partido, hoy convertidas en la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras, y las continuaré respaldando.

Aníbal Gaviria Correa,
candidato liberal a la Alcaldía
Medellín


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.