Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2011 12:00:00 AM

Cartas

"Con la muerte de Julio Mario Santo Domingo Colombia pierde a un empresario que marcó al país por décadas", Fernando Hernández, Bucaramanga.

De verdadero lujo

Respecto de la portada en la edición n.° 1535, los candidatos de Bogotá constituyen un trío de lujo que muchas capitales de provincia quisieran tener.

Jorge Yanes Infante
Cúcuta


Con todo el salario

Soy empleado del Distrito y quiero comentar el artículo de la edición n.° 1535, ‘Qué alcahuetería’. El punto es que en ese artículo dicen que las pensiones se liquidan con primas y vacaciones y otros; en mi caso personal y creo que el de todos los asalariados en Colombia es el mismo, el descuento que hacen para pensión, lo hacen sobre ‘todo’ lo que el empleado devenga, o sea que incluyen los factores como vacaciones, primas técnicas, horas extras, etcétera, y no sobre el salario base o básico. Entonces sería muy injusto que si a uno le descuentan para pensión, sobre el total del salario, después se pensione sobre el básico, no tendrían entonces que descontar sobre el salario completo.

Óscar Parra Cortés
Bogotá


Por la ambición desmedida

En relación con el tema de los indignados (SEMANA n.° 1536), viene dándose el momento de reconocer en ellos el movimiento social apolítico más acertado de la historia. Sus críticas y denuncias apuntan a la médula misma del capitalismo obtuso. La avaricia, la indolencia y la insensibilidad de los banqueros, y en general de los agentes del sistema financiero en el mundo, son los temas que censuran los indignados. Una observación crítica al sistema financiero mundial los encuentra comprometidos con el desastre medio ambiental, la producción de armas, de cigarrillos, el desempleo, las migraciones y las hambrunas.

Se trata de poner un límite a la ambición desmedida, a la acumulación irracional de capital y poder y a la indolencia con la dotación ambiental. Las ganancias inverosímiles de las entidades financieras y su inmunidad ante las grandes crisis económicas del mundo deben regularse de modo que quienes alimentamos sus cajas fuertes, también vivamos sus beneficios sin que esto se convierta en una mella nociva de sus activos. La indignación de los indignados es justa y su causa merece ser observada con mucha atención.
 
Mario Serrato
Bogotá


De Fedegán

En la columna del señor León Valencia, en su edición n.° 1536, titulada ‘Los ganaderos son la llave’, se escuda en el Informe de Desarrollo Humano del PNUD para Colombia, para hacer acusaciones temerarias contra el gremio ganadero sobre la violencia rural, y para plantear sus posiciones sobre el tema de la tenencia y uso de la tierra en Colombia.
Apelo al derecho de réplica para manifestar mi rotundo rechazo a las afirmaciones del señor Valencia.

1. Considero irresponsable que alguien afirme hoy, en 2011, que los “ganaderos son promotores de primer orden de la violencia que azota al país”. Esa afirmación no solo es peligrosa para los ganaderos, sino que desconoce, entre otras cosas, la fatal realidad del narcotráfico que alimenta a la guerrilla y a las bandas criminales. 2. Es cierto, y así lo reconocí ante el país, que en algunas regiones los ganaderos vieron con buenos ojos a las primeras autodefensas en los ochenta, y lo hicieron porque el ELN y las Farc los asesinaban y secuestraban. También es cierto que los ganaderos terminamos siendo víctimas de unos y otros. Por ello, hace ya diez años pusimos nuestra confianza en la seguridad democrática y en nuestra fuerza pública. 3. Rechazo con indignación que pretenda colocarnos al mismo nivel de nuestros victimarios.

En relación con el tema de la tenencia de la tierra, no quiero ni puedo dar el debate en tan limitado espacio. Solo quiero hacer referencia al mismo Informe del PNUD, ‘Colombia rural: razones para la esperanza’. En él se destacan las posiciones de Fedegán sobre una ganadería más productiva y sostenible, que han merecido apoyo internacional; y también se reseñan nuestras propuestas sobre catastro e impuesto predial para reordenar la producción agropecuaria y combatir la subutilización de la tierra.

Por supuesto que no aparece la “recomendación de una lógica demoledora”, según la cual los ganaderos deben entregar 19 millones de hectáreas para ser distribuidas entre los campesinos. Eso no es serio. Es serio hablar de infraestructura rural, de carreteras decentes, de escuelas y colegios con computadores, de centros de salud y de hospitales. Es serio hablar de inversión pública y privada en el campo, cuando la violencia de guerrilleros y narcotraficantes lo permita.

Al señor Valencia le “aterran” sus propias conclusiones –que no son las del informe del PNUD–, porque, según él, no ha visto ningúna voluntad de cambio por parte de los ganaderos.

José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo
Bogotá

 
Ejerciendo públicamente

Varias cosas no son ciertas en el Confidencial del 8 de octubre de 2011 titulado ‘La otra versión’, ya que no hay otra versión puesto que ante la Corte reafirmé que nunca he sabido la procedencia y por eso no he acusado a nadie, contrario a lo que afirma su escrito. La condena del señor Uribe no fue por mi caso y tampoco es cierto que “después de años en el exilio, ha reaparecido el periodista”, puesto que desde hace cinco años estoy en Colombia ejerciendo públicamente mi oficio. Su infundada versión, alejada de los términos de mi declaración, ha puesto en riesgo mi integridad.

Julián Alberto Ochoa Restrepo
Medellín


Amenazados por teléfono

SEMANA difundió en su edición n.° 1535 (‘La pelea por Casanare’) unas afirmaciones sobre mi nombre y el del edil de Yopal Aldemar García. Como es de conocimiento público, sí fuimos amenazados telefónicamente por una persona que se identificó como del Bloque Centauros para que dejáramos de estar demandando al alcalde (en ese entonces el actual candidato a la Gobernación Nelson Mariño, pero debo aclarar que nunca estuvimos seguros de quién fue directamente esa amenaza. Con Aldemar hicimos una declaración que tomó la Sijín, pero no fuimos objeto de atentados, como lo ha venido afirmando el señor Aldemar García ante los medios.

Pedro Pereira
Yopal

Último plazo para inscribirse al Premio Nacional de Paz 2011

Hasta el jueves 20 de octubre se recibirán candidatos para el Premio Nacional de Paz 2011. Para postularse es necesario llenar la ficha de inscripción, disponible en el sitio web www.fescol.org y enviar ficha y anexos a Fescol en la calle 71 n.° 11-90 de Bogotá, D. C. Mayores informes en el teléfono 1-3473077, en los correos premiodepaz@gmail.com premiodepaz@gmail.com y pnp@fescol.org.co y pnp@fescol.org.co o en la página web www.fescol.org. El Premio Nacional de Paz es convocado por Semana, la Friedrich Ebert Stiftung en Colombia – Fescol, la Casa Editorial El Tiempo, ProAntioquia, Caracol Radio, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y Caracol Televisión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.