Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/2011 12:00:00 AM

Cartas

"La muerte de Alfonso Cano fue el resultado lógico de la vida que escogió", José Vicente Bernal, Bogotá.

Del dirigente del Polo

Haciendo referencia al titular de SEMANA en su edición n.° 1540, me viene a la memoria la anécdota del expresidente de Estados Unidos Harry S. Truman, a quien un personaje de la época le sugirió que le lanzara la bomba atómica a Tokio y de esa manera mataba al emperador japonés. Truman le contestó con mucha seguridad: y si lo mato ¿con quién negocio la paz?

Carlos Romero
Bogotá

 
Jaque mate

A propósito de su artículo de la edición n.° 1540: hay un nuevo amanecer para el pueblo colombiano, con la caída de un guerrillero que hizo parte de esa burda imitación de los combatientes de la Revolución cubana, muy lejos de ella, extorsionista y narcotraficante. Durante más de cinco décadas lo único que ha pasado es la sucesión de mando por la ofensiva de nuestro Ejército contra los comandantes de frente o miembros del Secretariado. Cuando los colombianos sentimos un alivio y nos ilusionamos por la paz que busca nuestro presidente y que anhelamos, todavía quedan compatriotas secuestrados. Por eso solamente les queda a Timochenko, Iván Márquez, Joaquín Gómez y Pablo Catatumbo asegurar a sus familias como lo hizo Cano y liberar a los secuestrados y anunciar el cese al fuego, no sin antes limpiar el territorio colombiano de todas las minas que han azotado al campesinado. El presidente Santos piensa en la paz y se apuntó un gran hit. Ojalá no se descuide el control y la inteligencia para evitar la mortal retaliación sobre el pueblo de este grupo armado frustrado y mochilero de la revolución.

Wilson Ruz Mejía
Montería

 
No estoy de acuerdo

En el informe especial de su edición n.° 1540, manifiestan que con la caída del máximo líder de las Farc los colombianos podemos ilusionarnos, ahora sí, con el fin del conflicto. No me encuentro muy de acuerdo con ese concepto, por cuanto los miembros del Secretariado de dicha cuadrilla de malhechores, de alguna manera han sido adoctrinados para ‘luchar’ hasta morir. En consecuencia, y con la posible desarticulación del mando, sumado a su sed de venganza, emprenderán una criminal operación avispa por gran parte del territorio nacional, lo que demorará todavía un buen tiempo el fin del conflicto.

Aníbal Camelo Leaño
Bogotá

 
Urticaria

Excelente el análisis que ustedes hacen sobre la urticaria de Uribe con el gobierno de Santos, exacerbada con el nombramiento del doctor Rafael Pardo, jefe del liberalismo, en el gabinete ministerial (SEMANA n.° 1540). Ahora sí entendemos los colombianos por qué Uribe quería inicialmente que su sucesor fuera el exministro Arias: un clon suyo, un funcionario obsecuente con todos los caprichos del jefe; en fin, Uribe necesitaba un títere para seguir manejando los hilos del poder. Hoy, la realidad es otra: a la cerrada coalición uribista de ocho años, la sucedió la actual mesa de Unidad Nacional en la cual el liberalismo tiene un papel central; el mismo partido que eligió a Uribe alcalde en Medellín y gobernador de Antioquia y que hoy es menospreciado perversamente por el expresidente. Y a esto se agrega el talante liberal e independiente de Santos, que desquicia a Uribe y lo tiene relegado a lo que ustedes muy bien describen: el peleador twitero, cada vez más solo y con su imagen en descenso.

Julio César Vásquez Higuera
Paipa

 
Lo que cualquiera preguntaría

Muy bien por la entrevista realizada al ministro del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Frank Pearl, en su edición n.° 1538, pues abarcó muchos temas que cualquier ciudadano del común quisiera tener la oportunidad de preguntar. Muy mal por las respuestas dadas por el ministro, ya que lastimosamente, y como es de esperarse, van en función de lo que quieren los grandes empresarios y no de lo que realmente va en favor del medio ambiente.

Claudia Milena Vélez
Cali

 
¿Indignado?

Supongo que el titular ‘Otro español indignado’ de la sección Confidenciales (edición n.° 1537) es una ironía, pues no me imagino que el señor José Manuel Lara se identifique con el movimiento de los indignados en España o en el resto del mundo. Para evitar el uso arbitrario del término, conviene recordar que la indignación es un sentimiento moral contrario a la indiferencia frente a situaciones que atentan contra la dignidad de todo ser humano, como la tortura, el genocidio o el desconocimiento de derechos básicos como la salud, la vivienda o la educación. Al aparecer el año pasado en Francia el manifiesto ¡Indignaos!, su autor convoca a las nuevas generaciones a protestar contra un orden económico que considera injusto e inmoral porque estimula la concentración aberrante de la riqueza en unos pocos a costa de la pauperización y la pobreza de los demás. ¡Indignaos!, de Stéphane Hessel, no es una reedición del Manifiesto Comunista, no propone la desaparición de las clases sociales ni de la propiedad privada, se limita a lamentar la desaparición del Estado Social que se consolidó en la Europa de posguerra, cuando los gobiernos se preocupaban por el bienestar de la sociedad y no por incrementar la riqueza de unos pocos. Sería importante diferenciar entre coléricos e indignados. La cólera es un sentimiento que invade y ciega a aquel que siente que lo suyo ha sido perjudicado. Para mí las reacciones de los señores Lara y Lafaurie son coléricas y las denuncias de Daniel Coronell son las de un periodista indignado.

Iván González Puccetti
Bogotá


Aló, SEMANA

Miro y leo SEMANA por cortesía de mi hermano, que es el suscriptor. Como es lógico me entero de lo que está sucediendo en el país y el mundo semana a semana. Siempre principio de atrás para adelante con el escrito de Daniel Samper Ospina, que encuentro tan divertido como ininteligible, no conozco los personajes. No hago ni pasatiempos ni sudoku. Paso a sociales y reviso las caras con curiosidad, lo mismo que los apellidos raros típicos de una gran ciudad. Aún no comprendo por qué ponen siempre la carcajada de Poncho Rentería, quien debe ser el invitado de todos los eventos. Paso a la caricaturas, que me divierten porque estiran y encogen a todos los políticos. Vladdo se sabe la de Uribe de memoria. A Antonio Caballero no lo leo porque agobia. Leo las estrellas que califican el cine, que son películas que no veremos en por lo menos un mes. Sigo con artículos varios ya muy sencillos porque el revés de la hoja es de propagandas que solo interesan a los compradores. Paso por ‘Gente’, que encuentro interesante. Vladdo, por favor libere a Aleida, que se quiere casar. Debo cortar aquí porque tengo que subir unos baldados de agua. Sin el preciado líquido 19 días y esto no se resuelve con cerveza. Los dignatarios se lavaron las manos con agua llovida.

Emilio Medina J.
Manizales


Muy buenos

Felicitaciones a SEMANA por tener en sus páginas a Daniel y a Daniel. Yo leo primero al de la última página para empezar con una sonrisa y luego al de las primeras páginas. Los dos son muy buenos y también los otros columnistas de SEMANA.

Herlinda Marín Gordillo
Barbosa



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.