Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2012 12:00:00 AM

Cartas

"Si los empresarios están furiosos, algo bien debe estar haciendo el hombre", Carlos Alberto Rodríguez, Bogotá.

La ira de los gremios

En su portada de la edición n.º 1556 se ve qué gran presidente es Juan Manuel Santos. En especial por su independencia frente a toda prueba de los más encopetados de la dirigencia gremial; a ellos los conoce bien, con todos le ha tocado lidiar ya sea de forma armonizada o en desacuerdo frente a sus posiciones. Cuando la dirigencia gremial se siente molesta es porque hay un gobernante a quien no le interesa complacerlos, sino que pone por encima de intereses particulares las atribuciones misionales del Estado, que no son otras que la seguridad social y bienestar de sus asociados.

Los trabajadores, los campesinos y todo el núcleo social de bajos ingresos siente que por fin hay alguien que defiende a los asalariados y campesinos que no tienen la capacidad de enfrentar a los gremios.

La ira de los gremios de producción y financieros es una clara señal de que el presidente está haciendo un gobierno para todos. Solo uno de la misma clase social puede hacer las reformas reales que usualmente se atrasan por el querer de unos pocos que no les gusta la intervención estatal y la regulación limitante de que todo no se puede hacer.

Norberto Ortega Vargas
Pasto

 
No está en contra

Me refiero a la información sobre la inconformidad de los gremios con el presidente Juan Manuel Santos (SEMANA n.° 1556). Allí se muestran fotos de algunos de los presidentes gremiales, incluyendo la del suscrito, en las cuales se da la impresión de que estamos unidos contra el primer mandatario y el alto gobierno. Considero pertinente aclarar lo siguiente:

No he estado ni estoy en contra del jefe de Estado. Por el contrario, antes y ahora, el presidente ha tenido el decidido apoyo del suscrito, en mi calidad de presidente de la Junta Directiva de la SAC y presidente de Asocaña. Personalmente también he apoyado la importante gestión del presidente en pro del desarrollo socioeconómico que tanto requiere Colombia.

Otra cosa es manifestar el desacuerdo franco y abierto con las actuaciones arbitrarias de ciertas entidades, como la Superintendencia de Industria y Comercio, que riñen con la Constitución y la Ley –según el concepto de respetados juristas de nuestro país–.

Es apenas elemental que, frente a dichas actuaciones arbitrarias, surja la inconformidad de varios gremios del sector agropecuario y de otros gremios muy representativos de destacados sectores de la economía.

Luis Fernando Londoño
Bogotá

 
Garantizando la estabilidad del terreno

Me refiero a la nota ‘¿Hasta cuándo?’ (SEMANA n.° 1556). Como presidente de la Constructora Pijao, responsable del proyecto que se está construyendo en la Carrera 11 con Calle 98, y con el ánimo de actualizar a los lectores acerca del avance de la situación vehicular que se presenta en la zona, consideramos importante contar que hemos entregado a las autoridades distritales todos los monitoreos y estudios topográficos realizados por terceros. Estos estudios demuestran que el terreno es estable y que no existe riesgo alguno para los vehículos y transeúntes en las vías aledañas al proyecto.

Siguiendo el dictamen de los técnicos de la Universidad Nacional para la apertura de la calzada oriental de la Carrera 11, la constructora envió hace dos semanas una declaración, basada en estudios y mediciones técnicas, garantizando la estabilidad del terreno y la no afectación del proyecto por causa del paso vehicular. Las ondulaciones y daños presentados en la Carrera 11 desde tiempo atrás no son causadas por la construcción de la obra, ni por problemas estructurales del proyecto.

Carlos Hernán Peñaloza,
Presidente Ejecutivo de Pijao S.A.
Bogotá

 
Una nueva frustración

Con la Ley de Restitución de Tierras Colombia podría sufrir una nueva frustración como aconteció con la reforma agraria: 1. La Ley 200 del 36 estableció la extinción del dominio o la expropiación con indemnización de fundos rurales, por medio de procesos judiciales, lo que hizo nugatorios los fines del ordenamiento. 2. La Ley 135 buscó los mismos objetivos por vía administrativa a través del Incora, pero no se dotó de mayores facultades a la Entidad, lo que condujo al mismo fracaso. Una alternativa factible para la restitución de tierras sería realizarla también en forma administrativa, pero confiriendo potestades apropiadas al organismo competente. Por ejemplo, se podría secuestrar el predio reclamado desde el inicio del trámite, sin posibilidad de oposiciones, o incluso su entrega temporal al solicitante que acredite con la titulación su derecho de dominio, o al menos sumariamente la posesión que ejerció antes del despojo. No olvidemos otra vez que parte de los problemas que ha sufrido la Nación se han originado en la tenencia de la tierra.

Mario Uricoechea Vargas
Bogotá

Misión posible

Me refiero al artículo ‘Misión imposible’ (SEMANA n.° 1556). El problema ambiental de las Islas del Rosario no se va a resolver mediante la recuperación a manos del Estado de los predios que por muchos años han estado en manos privadas y en las de algunas comunidades afrodescendientes. Yo no creo que el Estado sea capaz de cuidar, ni pueda asumir el costo de cuidar el poco ecosistema que queda en las Islas del Rosario. Tampoco creo que el Estado pueda controlar las más de 1.000 visitas turísticas diarias que se concentran en unos pocos lugares de las Islas.

Yo no creo que las Islas del Rosario abriguen la más importante formación de corales del país, ya que el Canal del Dique acabó con el coral de la Bahía de Cartagena y lentamente está sepultando el de las Islas gracias a las desembocaduras de los caños del Dique que riegan la Bahía de Barbacoas.

El Consejo de Estado no entiende que una reserva natural no se maneja ni se controla a punta de pupitre, sino que en algunos casos es preferible un “mal negocio a una buena pelea”.

Mi propuesta es dar la concesión privada de las Islas a quienes se comprometan con el Estado a cumplir con estrictas y muy claras normas de conservación ambiental. Por supuesto, los 1.000 turistas continuarían siendo su responsabilidad.

Juan Villegas
Bogotá

 
El auténtico debate...

La revista SEMANA n.° 1554 trae un importante artículo sobre la desigualdad. Aunque son respetables las opiniones de las autoridades en la materia que se citan, estas opiniones solo hacen alusión al gran capitalismo que es el directo responsable de los grandes problemas que hoy afectan a la humanidad como el calentamiento global y el deterioro ambiental. Lo expreso brevemente en el capítulo 7 de un ensayo que tengo en la red ‘La Misión del hombre Actual’ (www.monografías.com), donde expongo la hipótesis siguiente: “Si las élites mundiales y la humanidad no reaccionan adecuadamente frente al modelo económico capitalista para humanizarlo, dicho capitalismo salvaje se devorará a sí mismo y nos hundirá a todos”. Este planteamiento ya ha sido enunciado en el mundo actual sin encontrar mayor eco por los premios Nobel Jeffrey Sachs y Muhammad Yunus, entre otros.

Rodrigo Leal Cuevas.
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.