Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/2012 12:00:00 AM

Cartas

"El ministro de Justicia, en una actitud extraña en este país, renunció. ¿Y los demás? Pasan de agache", Mario Patiño Morris, Bogotá.

Excepción a la regla

Como es costumbre con la mayoría de los temas centrales, el análisis de la revista sobre la reforma a la Justicia (SEMANA n.° 1573) es objetivo y claro. A diferencia del sector privado, donde los errores se pagan con el cargo, los funcionarios públicos se fortalecen y caen para arriba.

La renuncia del señor Esguerra es una excepción a la regla. Independientemente de si tenía algún margen de maniobra, el exministro consideró que su pecado, en este caso por omisión, tenía un costo y, en una actitud extraña para nuestro escenario político, decidió renunciar.

¿Y los demás? Pasan de agache y con el correr de los días otros exabruptos ocuparán los medios y nos olvidaremos de esta vergüenza histórica, como bien la llaman ustedes.

Mario Patiño Morris
Bogotá


Vergüenzas

Una vez más, como aparece en la edición de SEMANA n.° 1573, los honorables congresistas nos demuestran que reconocer sus errores no es una opción.

Como diría una matrona del altiplano, ‘Pa’ meras vergüenzas’.

Whilmar Vargas Puello
Montelíbano

Revocarlos

Felicitaciones por la portada de la revista y el artículo ‘Todos quedaron mal’ de su edición n.° 1573. Como bien lo expresan ustedes, no solo es una “vergüenza histórica”, sino que es una vulgaridad, una infamia, una grosería y el colmo del cinismo pretender que el pueblo y el país sigan creyendo en las mentiras de este gobierno y en el descaro del mal llamado Congreso, que quieren seguir engañando al pueblo, pretendiendo ser inmunes a la Justicia y a la ley de Dios. Todos al unísono debemos apoyar el movimiento del referendo revocatorio de la famosa ‘reforma a la Justicia’ y, especialmente, del Congreso actual. Es hora de acabar con los privilegios, para que solo tengamos una sola Cámara eligiendo verdaderos hombres del pueblo y sin delirios de poder y de grandeza. Hoy todos se lavaron las manos como Pilatos viendo que el pueblo ya no traga entero... “Todos quedaron mal”.

Daniel Higuitas Cossio
Medellín

 
Disgusto y mal sabor

En relación con su artículo de portada de la edición n.° 1573 –lo que se presentó recientemente como reforma a la Justicia–, es hora de preguntarnos si a los que elegimos en su momento para que legislaran son los que deberían estar haciéndolo. El disgusto y mal sabor dejado ante miles de electores que nos sentimos defraudados por su falta de ética y principios morales nos lleva a pensar y a proponer que desde ya se inicie una campaña para revocarles el mandato a los honorables congresistas.

En el texto de reforma presentado, solo se observaron los intereses que estaban persiguiendo para salir beneficiados y mantenerse en el poder, además de mejorar y aumentar las prebendas y privilegios con que cuentan. No permitamos que en pocos días suframos de amnesia total y se nos olvide qué fue lo que pasó.

Ricardo Pinzón Salinas
Yopal

 
Una gran rabia

Sobre su texto de portada de la edición n.° 1573: como cualquier colombiano de bien, o como cualquier ciudadano de cualquier parte del mundo, lo más natural es sentir una profunda vergüenza o una gran rabia por la forma como una parte de nuestros políticos hacen y deshacen con la Constitución, acorde a sus necesidades o en busca de proteger sus oscuros intereses.

Ha ocurrido una vez más: legislan para su propia conveniencia, para proteger a sus amigos, para enriquecerse a sí mismos y a sus familias, para salir limpios de toda investigación, para eludir a la Justicia, para burlarse de la ley y de los ciudadanos que tuvieron la buena voluntad de elegirlos y –qué tristeza– para seguir delinquiendo. Los ‘micos’ incluidos en la triste reforma a la Justicia son pan de cada día y abusan de la pobre memoria que tenemos los colombianos de bien. Cuando inician sus campañas, llegan muy sonrientes y olvidan aclarar las situaciones ilícitas y vergonzosas en las cuales han estado involucrados y nosotros cometemos la estupidez de elegirlos nuevamente.

El poder de la prensa debe mostrarse en esos momentos en los que, con artículos claros y muy publicitados, se debe recordar a los ciudadanos votantes cuáles fueron las verdaderas actuaciones de estos políticos, no limitarse a mostrar las supuestas propuestas de campaña ni los falsos compromisos que adquieren ante el país. No. Deben recordarnos todos y cada uno de los procesos que ellos deben enfrentar, los antecedentes, vínculos familiares o de amistad con narcoguerrilleros, paramilitares, bandas criminales, los dineros mal habidos o desviados de los contratos con el Estado, etcétera; todo, todo, todo lo que el aspirante ha hecho o dejado de hacer como ejemplo que debe irradiar a todo el país y al mundo entero.

Javier Cano
Bogotá

De Pradera

En la edición 1573, en el artículo ‘Nadie entiende nada’, relacionado con el caso del Dr. Sigifredo López Tobón, la revista SEMANA se refiere a la posibilidad de que Sigifredo haya hecho o tenido contactos o alianzas con las Farc por haber sido alcalde de Pradera y ser hijo de este municipio.

Esta es la segunda vez en menos de un mes que este medio hace comentarios desobligantes para los pradereños y en especial para los que somos dirigentes y líderes sociales de estas tierras.

Como mandatario local, no debo hacer cuestionamientos al aparato judicial colombiano y a sus procedimientos, pero sí debo manifestar que alguien que hoy está sindicado, por el solo hecho de estar en esa condición, no puede ser considerado culpable.

Tanto la Justicia como los medios deben ser conscientes y actuar con responsabilidad ante el daño colateral que están causando de manera adicional a la familia del sindicado y a los coterráneos del mismo. Estar vivo y ser pradereño no son soportes para hacer condenas a priori.

Pradera es una tierra de empresarios agrarios, industriales azucareros, gente estudiosa, trabajadora. Pradera es un semillero de deportistas de alto rendimiento como Flor Deny Ruiz (jabalina), Sandra Milena Lemus (bala) y Yomara Hinestroza (velocista), que hacen parte de la delegación colombiana en los Juegos Olímpicos de Inglaterra 2012.

Adolfo León Escobar Pineda
Alcalde de Pradera, Valle del Cauca


Sin pensar en el futuro

Aunque se veía venir, como ustedes escribieron en su artículo de la edición n.° 1573, es vergonzoso, es triste, es egoísta la actitud que los más de 100 jefes de Estado que participaron en la Cumbre de Río+20 tomaron frente a un tema tan importante como es la sostenibilidad. Definitivamente solo piensan en el ya, en el ahora, en resolver el tema económico como sea, sin pensar en el futuro. Es una lástima que los que tienen el poder no hagan nada a favor, sino en contra del verdadero tesoro que debemos proteger: el medio ambiente. Por más que leo sobre minería sostenible, no encuentro ninguna forma de hacerlo sin generar una catástrofe ambiental y social en cada zona a donde llega la locomotora, ya sea legal o ilegal.

Claudia Milena Vélez Torres
Cali

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.