Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2012 12:00:00 AM

Cartas

"Las hazañas de nuestros deportistas nos devuelven el optimismo y la confianza en el futuro del país". Pedro Arrieta V, Bogotá.

Son unos héroes

En su edición n.º 1579 en el artículo ‘Del drama a la gloria’, hacen una excelente reseña de lo doloroso y costoso que fue para los primeros tres medallistas olímpicos llegar hasta allí. Esto no es nuevo, la guerra en Colombia ha despertado de manera paradójica la búsqueda de oportunidades en deportes poco practicados en un país donde el fútbol se lleva todas las miradas. El derroche en patrocinios, los desfalcados sueldos y la apología al futbolista han marcado una brecha ligada a deportistas, que a diferencia de otros, sí luchan con el alma por darle una alegría al país, a un segundo plano, e incluso a pagarse sus propios viajes y herramientas de trabajo. Los deportistas son personas de admirar que entrenan hasta ocho horas diarias para cumplir sus sueños, pero ¿cuántos otros han dejado de seguir por los pocos apoyos hechos por entidades comprometidas con la cultura? El éxito de China ha sido estar de la mano del deportista y acompañarlo en su camino, sea en fútbol o en tiro al arco. Bien decía un reconocido twittero colombiano (pirataque): “Si es oro, plata o bronce no importa, en las condiciones que entrenan, si traen una medalla son unos héroes”.

Diego Pérez
Medellín

 
Presupuesto para la ciencia

Me refiero al artículo ‘Cómo van las locomotoras’ (edición n.° 1578), especialmente sobre la información sobre la locomotora de innovación . El Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación –como entidad OCAD– es responsable de definir los proyectos de inversión sometidos a su consideración que van a ser financiados con recursos del sistema nacional de regalías. Sin embargo, hace falta un mayor porcentaje del presupuesto nacional para que este departamento pueda desarrollar eficientemente su papel de ente evaluador de los proyectos presentados por las regiones bajo este sistema. A pesar de los llamados de la comunidad científica al presidente Santos para que exprese su voluntad de fortalecer el sector innovación, hasta ahora no se han visto avances en el mismo.

Jorge Andrés Mora, Dirección de Redes del Conocimiento
Bogotá


Defensa razonable

La columna de María Jimena Duzán ‘Sin Piedad’, publicada en la edición n.° 1.578 es una de las más equilibradas, justas y acertadas que ha escrito la brillante periodista sobre Piedad Córdoba, además de que coincide en sus planteamientos con buena parte de sus conocidas y reconocidas colegas de varios medios importantes como la revista SEMANA, El Tiempo, El Espectador, entre otros. Hasta la temible Salud Hernández salió en defensa razonable de Piedad. Los partidos políticos y sus diferentes corrientes ya quisieran tener entre sus filas a una líder tan valiente, aguerrida y frentera como ella. No hay situación más aburrida que cuando todos opinan igual sobre un mismo tema. En cambio, cuando surge un grupo de opinión diferente que cuestiona y denuncia la democracia se nutre y crece. Así como María Jimena Duzán aclara que no comparte la mayoría de sus opiniones ni forma parte de su Marcha Patriótica, pero tampoco comulga con posiciones tan radicales como la del procurador Ordóñez y las temerarias del expresidente Uribe, en mi caso personal admiro de Piedad Córdoba su persistencia, valor civil y desparpajo para expresar sus ideas. No obstante, tampoco formo parte de la Marcha Patriótica ni mucho menos me identifico con el señor procurador, en otros momentos hemos disentido de sus posiciones atrevidas e imprudentes.

Al ministro de Defensa y al director del Partido Liberal no les quedó bien salir corriendo a pedir que se judicialice a Piedad Córdoba. No fue precisamente una actitud noble y viril, pero sí oportunista y pantallera. Hacer ruido para disimular sus propios errores no es apropiado en funcionarios de alto rango.

Ana María Córdoba Barahona
Pasto


Por la libre expresión

Sobre el artículo ‘Sin Piedad’, publicado en el n.° 1578 no me queda más que felicitar a la periodista. Me encantó su apología a la libre expresión. Al margen de la opinión o desacuerdo que cada quien pueda tener, lo único que nos falta es que se pierda el respeto por el pensamiento y la libertad de expresión. El establecimiento, por el contrario, debería propender por la apertura y empezar por aplicar lo que dice el escudo colombiano: libertad y orden.
Gonzalo Prada
Bogotá

 
De golpe en golpe

Respecto a ‘La ley del embudo’, edición n.° 1579, opino: inaguantable para la ciudadanía las componendas que realizan entidades encargadas de hacer jurisprudencia de acuerdo con la Constitución política de 1991. Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia han dado un fuerte golpe al ciudadano colombiano y a la Constitución al violar el artículo 13. Desde enero los congresistas gozan de un código penal diferente al de todos los colombianos. Este código favorece a los congresistas delincuentes y está dirigido especialmente a los congresistas que por parapolítica están en las cárceles. Cada día se comprueba la complacencia y coautoría del gobierno en tratar de favorecer a cualquier precio a los delincuentes de la parapolítica. Esta corruptela ha sido una de las causas fundamentales para la caída popular del primer mandatario. Si no conduce las locomotoras dentro de la prometida urna de cristal sin máculas, y el bla bla bla por las ciudades colombianas no lo convierte en realidades, el pueblo le negará sus ansias de reelección.

Omar León Muriel Arango
Medellín


El coagulador de rayo argón

En el artículo infográfico de enfoque: ‘Fanatismos que matan’ de la edición n.° 1579 me entristeció cómo un medio tan reconocido por su seriedad y eficaz investigación, parece haber carecido de ella por un momento al enlazar casos siniestros de fanatismo y mezclarlos con uno que nada tiene que ver con los demás.

Me refiero al caso de Iris Fracalosi, quien padeciendo de una neumonía se negó a recibir una transfusión de sangre el 26 de mayo de 2012. Es increíble que la califiquen de suicida por este hecho que no depende de alguien externo, mucho menos de una religión o una institución. Antes que nada depende de su fe y de la capacidad del médico en buscar alternativas más eficaces.

Los Testigos de Jehová no dejan morir a sus familiares o atentan contra su vida cuando está en riesgo. Antes bien, sí aceptan ayudas que no entrañan el riesgo de contraer males como el sida, la hepatitis y la malaria. Quieren que los familiares reciban el mejor tratamiento. Existen médicos que saben tratar el caso sin usar sangre. Hay alternativas para conservar el volumen sanguíneo y conservar los glóbulos rojos que los Testigos de Jehová sí aceptan para salvar su vida, como el ‘coagulador de rayo argón’, la cola de fibrina, además de procedimientos conocidos como la hemodilución normovolémica y la eritropoyetina que facilita la creación de glóbulos rojos. El paciente está en todo su derecho a la libre determinación, es decir, decidir qué se hará con su cuerpo y qué tratamiento recibirá.

Diego Alexis Pacheco
Ocaña

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.