Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2012 12:00:00 AM

Cartas

"Estamos de luto, pero el gobierno debe dar ejemplo y aceptar la majestad de la Corte Internacional", Eduardo Navas, Bogotá.

No aprendemos

Para 1.842, se implementaba y después se promulgaba la Ley 104, mediante la cual se establecieron las bases para la construcción del sistema ferroviario nacional. Previamente, nuestros Padres Fundadores se vieron abocados a definir técnicamente, entre otras, la adopción del tipo de trocha, o la angosta, aún vigente en algunos países, o la ancha, más actual, moderna y funcional. Se decidieron por la no aconsejable, la angosta.

Hoy y después de 120 años de historia, increíblemente, nuestros dirigentes se ven abocados a la misma disyuntiva, trocha angosta o ancha, y me pregunto si se volverán a equivocar.

Puede ser, si nos atenemos a lo referido en una pequeña e intrascendente nota que aparece en su edición n°. 1593, sección ‘Cuando el río suena’. Allí se lee: “La Cámara Colombiana de la Infraestructura y la Asociación Colombiana de Ingenieros Ferroviarios lanzaron una voz de alerta sobre la decisión de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) de abrir una licitación para reparar la red férrea del país bajo el esquema de trocha angosta”.

¿Será que en contra de la historia, la lógica, la dinámica, la modernidad y los conceptos técnicos se repetirá la equivocación? Sería increíble e irritante. ¡Por Dios, no aprendemos !.

Carlos Marín Pinto
Bucaramanga


El tren de mentiras

En el artículo ‘Nos dejó el tren’, publicado en la edición n°1594 se muestra la clara intención del gobierno de revivir este sistema de transporte que de forma absurda el Estado dejó acabar. Me sorprende que aún sigamos con el dilema de si los nuevos trenes se deben hacer o no en trocha angosta, que se usa en muy pocos países del mundo. Pero lo que más me llamó la atención es el anuncio de Luis Fernando Andrade, director de la Agencia de Infraestructura, que dice que la meta es tener en 2020 el sistema férreo más moderno y competitivo de América Latina. Al final no supe si ponerme a soñar o a reír.

Gloria María Estrada
Bogotá

‘Acuerdo’ infame

Asiduo lector, como soy de la revista, me sorprendió la falta de rigor informativo en relación con el paro judicial: en la edición n° 1592 se adelantó la buena voluntad del gobierno para conjurarlo, y en la n°1593 la ministra de Justicia dijo lo que quiso, pero la versión de los trabajadores judiciales, yo soy uno, no se dio a conocer. Quizás a los colombianos les interese saber que la ministra y uno de los directivos del paro, burlaron su justa aspiración de una nivelación salarial, ordenada en la Ley y los ignoraron en un ‘acuerdo’ infame, por decir lo menos.

Javier Parra Satizábal
Lérida, Tolima


En busca de disfraz

Muy acertada el título del artículo: ‘Golpe de realidad’, en la edición n°. 1590. Las Farc realmente se descarrilaron del proceso de paz y así demostraron la verdadera realidad que buscan. No quiero ser pesimista pero me sigo cuestionando: ¿se logrará un fin del conflicto en su totalidad o habrá disidencias de la misma organización en mantenerse activas y profundizar su vínculo con el tráfico de drogas? Este interrogante nos lleva a pensar que las Farc buscan disfrazarse convirtiéndose en unos cómics de superhéroes y lo demuestran cuando dicen: “La paz que hemos querido nosotros, por la cual hemos luchado por mucho tiempo”; vemos también, que se quieren convertir de un grupo de terroristas en una corte celestial de ángeles : “Las tierras que les arrebataron violentamente a los campesinos, indígenas y afrodescendientes”.

Cuidado, no nos vaya a pasar como en Guatemala, firmaron con la guerrilla la supuesta paz pero se ha convertido en un país sumamente violento, que presenta graves dificultades para vivir y para desarrollarse. Un país que contempla fenómenos como: el feminicidio o agresión contra la vida o libertad de la mujer, la limpieza social contra supuestos integrantes de maras o bandas de delincuentes y hasta la desaparición forzada. El discurso de Iván Márquez en Oslo nos hizo ver la realidad, están en búsqueda de un disfraz ¿pero de qué superhéroe?, ¿Vendrán realmente a luchar por la justicia?

Cuando dicen: “Hoy hemos venido a desenmascarar a ese asesino metafísico que es el mercado, a denunciar la criminalidad del capital financiero, a sentar al neoliberalismo en el banquillo de los acusados, como verdugo de pueblos y fabricante de muerte”. Ojalá no terminemos todos los colombianos suplicando ayuda: “…Y ahora, quién podrá defendernos”. Es claro a qué aspiran las Farc, a convertirse en un grupo político, lograr ganar las elecciones y tomar riendas del país, y terminan diciendo: “No contaban con mi astucia”

Mauricio Bolívar Cárdenas
Cúcuta


El complejo caso Colmenares

Cuando una parte importante de la opinión está convencida de que al estudiante Luis Colmenares lo asesinaron y esperan que la justicia ratifique la condena pública contra algunos de los implicados, me sorprendió el artículo ‘La otra versión’, publicado en la edición n°1594. Esto, porque de nuevo SEMANA  se la juega por mostrar los vacíos y contradicciones del proceso, siguiendo la tesis del libro: Nadie mató a Colmenares. Todo esto me recuerda al caso del italiano Giacomo Turra, quien murió hace años en Cartagena y generó una polémica tan grande en Colombia y en Italia que terminó con la condena de unos policías que, años después, fueron finalmente declarados inocentes y dejados en libertad. Ojalá en el caso Colmenares no se termine sacrificando a otros inocentes solo por darle gusto al pueblo y a la poderosa opinión pública mediatizada.

Carlos Molina
Medellín


Líneas móviles

Cuando hacia 1996 llega la telefonía móvil a nuestro país para adquirir una línea prepago, con terminal o no, se requería diligenciar un formato con todos los datos del usuario, firmar, colocar huella dactilar y adjuntar foto, además no se permitía vender mas de tres líneas al mismo usuario. Hoy día hasta en la calle se consiguen Sim-Card activadas sin cumplir ningún requisito, y la cantidad que se desee.

Resaltar la lucha que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y específicamente su titular Dr. Diego Molano ha emprendido contra el hurto y comercialización de estos terminales en Colombia y ahora liderando una campaña internacional, es plausible. Razón tiene revista SEMANA  en colocarlo como el personaje que sube en su edición n° 1589. 

Todo esto está muy bien encaminado, pero falta algo. Falta que los operadores autorizados en nuestro país se pongan de verdad la camiseta en esta campaña. Una línea telefónica fija o celular es un instrumento que facilita las actividades lícitas o ilícitas de los distintos conglomerados. Debe ser regulada su venta. No podemos vender líneas móviles como pan caliente en cualquier sitio o establecimiento, sin saber su destinatario, sin ningún control, estas líneas son utilizadas por la delincuencia, pues no tienen un doliente en las bases de datos.

Lo más particular es que los operadores no permiten esta práctica de venta en sus puntos directos, pero no solo la aceptan sino que la impulsan con sus distribuidores.

Gilberto Silva Ospina
Ibagué.   

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.