Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/23/2013 12:00:00 AM

Cartas

"Quedé muy impresionada con el cubrimiento que le dieron a la elección del nuevo papa. Realmente de nivel internacional", María Cristina Peláez, Cali.

Los azucareros responden: no hay cartel

En relación con el artículo de SEMANA en su edición n°. 1611, la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia – Asocaña, envió el siguiente texto. 

Asocaña, en representación del sector, precisa: 

1. En relación con un supuesto acuerdo de los ingenios colombianos para fijar el precio del azúcar industrial, la misma Superintendencia de Industria y Comercio ha concluido mediante la resolución 5347 de 2012 numeral 9, que no hubo acuerdo de precios: “Noveno: Que del análisis de la información suministrada por los denunciantes, así como de aquella recaudada en desarrollo de la actuación administrativa No. 10-57750, esta Delegatura en principio no encontró que los ingenios azucareros a saber: CABAÑA, CARMELITA, MANUELITA, MARIA LUISA, MAYAGUEZ, PICHICHI, RISARALDA, SAN CARLOS, TUMACO, RIOPAILA-CASTILLA, INCAUCA, PROVIDENCIA, hubiesen realizado un acuerdo anticompetitivo para fijar de forma directa o indirecta los precios en el mercado del azúcar industrial para el periodo 2009-2010, tal y como lo manifestaron los quejosos en sus escritos de denuncia”.

2. Sobre un supuesto acuerdo para fijar cuotas de producción, el 25 de junio de 2012 el Ministeri o de Agricultura se pronunció desvirtuando los motivos de la investigación promovida por algunas empresas ante la Superintendencia de Industria y Comercio. Afirma el Ministerio:
“A la luz de los objetivos del Fepa, no se pueden esperar cambios sustanciales en la composición de un mercado consolidado, como el de la producción de azúcar y que, como bien lo señala la SIC, enfrenta barreras naturales a la entrada de competidores”.

“Por consiguiente, se hace necesario resaltar que el Fepa no establece cuotas de mercado, ni fija precios o niveles de producción, no determina políticas ni lineamientos de exportación o de distribución y no regula ni interviene las relaciones entre los ingenios y sus proveedores, así como tampoco, entre los ingenios y sus compradores”.

“En conclusión, el asunto a tratar no puede verse como un mecanismo a través del cual sus beneficiarios obran en contra de la libre competencia económica, puesto que el instrumento per se ha generado un mercado intermediado por la acción estatal que permite incrementar la productividad y competitividad sectorial, así como asegurar su adecuada inserción a los mercados externos”.

“La limitación geográfica para la ampliación de la frontera agrícola de la caña de azúcar, la capacidad instalada de los ingenios y la regulación de la producción, permiten concluir que es lógico que no existan variaciones en la capacidad de producción, por los altos costos y riesgos que implica la ampliación de dicha frontera”.

“El dictamen general de la Contraloría General de la República, de la Auditoria Gubernamental con enfoque integral realizada al Fondo de Estabilización de Precios de los Azúcares Centrifugados, de las Melazas Derivadas de la Extracción o del Refinado del Azúcar y los Jarabes de Azúcar, administrado por Asocaña (vigencia 2010) se estableció que ‘la entidad cumple con las normas legales de carácter general y reglamentario que la regulan, así como los principios de la administración pública’, toda vez que el resultado de la auditoria es favorable. En este orden de ideas, queda demostrado que el Fepa ha cumplido con todas las normas que lo reglamentan y por tanto su actuación, así como la de sus órganos de dirección y control, no ha incurrido en ninguna vulneración legal. Finalmente, en cuanto a las obligaciones del administrador del Fepa, derivadas del contrato de administración, el Madr (Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural), puede concluir que las mismas se han cumplido a cabalidad y en consecuencia, desde la óptica del Madr no habría reparo alguno sobre el manejo y ejecución que se la ha dado al contrato”.

3. Las supuestas actuaciones de los ingenios y de Asocaña para afectar importaciones de azúcar de Costa Rica están desvirtuadas de manera clara con la certificación expedida por Laica (gremio azucarero de ese país), autenticada por la Cancillería de Costa Rica y remitida a la Superintendencia. Dice en su texto: 
 “La Liga Agrícola Industrial de la Caña de Costa Rica Laica, se permite certificar: Que nunca ha exigido ni se han solicitado, vistos buenos, autorizaciones, certificados de disponibilidad o similares, a Asocaña para realizar exportaciones o negocios internacionales de azúcar con Colombia.

Que Asocaña ni ninguno de los ingenios colombianos, ha exigido o presentado ese tipo de conceptos o certificados para la exportación de azúcar a ese país. Que salvo lo relativo a origen, calidad y materia sanitaria, la legislación de Costa Rica no exige para exportar azúcar a Colombia, autorizaciones o certificaciones. En consecuencia, no se han requerido adicionales a las señaladas, comunes en el comercio internacional, para realizar negocios de exportación de azúcar hacia Colombia. Que Laica no ha exigido ni conoce que se haya exigido autorizaciones o certificaciones para ventas de azúcar con destino a la Compañía Nacional de Chocolates de Colombia, distintas de las expresadas”.
 
4. La libre importación de azúcar está consagrada en las normas legales, sin restricciones salvo las de salud pública, y no está limitada por conceptos o autorizaciones privadas. Esto resulta demostrado con las importaciones de azúcar a Colombia que han aumentando desde 2004 y su origen ha sido sobre todo Brasil, el mayor productor y exportador en el mundo, Bolivia y Centroamérica. El año pasado llegaron a 307.000 toneladas, según el Dane. (ver Gráfico 1).

5. Debe señalarse también que el precio en Colombia, por estar expuesto a la competencia internacional, está ligado al comportamiento de los internacionales. 

La información del Dane muestra que entre enero de 2001 y febrero de 2013, los precios de venta del azúcar producido en Colombia han aumentado menos que el de los chocolates, confites y productos de panadería. Esto quiere decir que, contrario a lo que se ha querido plantear un sector industrial, el sector azucarero colombiano ha contribuido a mejorar el bienestar de los ciudadanos y a aumentar la competitividad de las empresas que usan el azúcar como insumo (ver Gráfico 2).

6. Finalmente, cabe señalar que la información revelada aquí hace parte de un procedimiento gubernamental, el cual el sector azucarero ha atendido con pleno respeto de la institucionalidad.

Asocaña
Bogotá

Orinoquia y Amazonia sorprendentes

La elección del papa Francisco es un símbolo del rumbo que la Iglesia católica propone para un mundo de grandes desafíos y con equidad para América, “el continente de la esperanza”. Será el vicario de Jesucristo en “una Iglesia pobre para los pobres del mundo” dirigida “hacia la Nueva Evangelización y la austeridad”. De las 100 preguntas para saber cómo somos los colombianos, de la edición n.° 1611, me estremece el abandono en que el Estado mantiene a los infantes de la calle. Parece que no le interesan a nadie. Sobre la capital del país, señalamos que el presidente Leonardo Canal González erigió a San Juan de Pasto como capital provisoria de los Estados Unidos de Colombia en 1862, por seis meses. El especial ‘Tierra a la vista’, nos muestra la encrucijada de la Orinoquia y la Amazonia colombiana –‘la otra Colombia’, ‘el paraíso verde de la humanidad’, ‘el pulmón del mundo’, ‘la tierra de promisión’, ‘la región panamazónica’– que cuenta con una incalculable riqueza forestal, hídrica, biodiversa, indígena, turística, minera, y que es cuna de la libertad, escenario de paz y de conflictos armados. Es así mismo una comarca con muchos problemas sin resolver: pobreza, abandono, violencia, “donde el oro negro, la minería, las regalías, los ganados, las frutas, es triste”. Yopal, la capital del Casanare, sin acueducto, al igual que muchos pueblos en la selva, debe sentir que “el futuro es hoy”. Para quienes hacen SEMANA va nuestra gratitud por este esfuerzo periodístico, que es un manual para el desarrollo de nuestra patria.

Bernardo Andrade Tapia
Ipiales

Esto es opinión

Definitivamente estoy orgullosa de la existencia de una revista colombiana tan ‘moderadamente’ crítica como SEMANA. Y cuando digo moderada es porque basa sus comentarios en principios de tolerancia y cuestiona sin agredir verbalmente las distintas posiciones (estamos realmente hartos de la violencia). Especialmente me llamó la atención el artículo de la edición n°. 1610 ‘Y ahora qué sigue’. Al leer sobre el ya desaparecido Hugo Chávez me invadieron sentimientos encontrados de amor, odio e intriga. O quizá sencillamente concluí que él sólo fue un simple humano. Todo esto me hicieron pensar María Jimena Duzán, Daniel Samper Ospina, Daniel Coronell y León Valencia, en ese orden. Gracias, por generar en cada lector un verdadero coctel de opiniones.

Nally Cristina Riascos Mojhana
Pasto
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.