Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/04/06 00:00

Cartas

"Por tradición, el debate político en Colombia siempre tuvo altura y elegancia. Qué contraste", Jorge Bustamante, Bogotá.

Cartas

Odios e intereses personales

En su edición n°. 1613 revelan como de costumbre –con fundamento y seriedad– aspectos de la vida nacional como son los artículos ‘Oro y crimen’, ‘Tierra de dragones’, ‘El Dorado de la guerrilla’ y ‘La plata en las minas de oro’, cuyo contenido es desolador y demuestra la impotencia del Estado de derecho ante las bandas criminales. Pero más decepcionante es ‘¡Expresidentes al ataque!’. El ciudadano del común se estará preguntando qué clase de personajes hemos elegido en el pasado, cuando muestran que para ellos sus odios e intereses personales priman sobre el interés común. Todos los colombianos anhelamos poner fin a 50 años de violencia. ¡Queremos la paz aunque esta no sea perfecta! Debería darles vergüenza. Ojalá el país nacional derrote en las próximas elecciones al país político, eligiendo  ciudadanos que defiendan los intereses de nuestra patria.

Alessio Mazzanti Thiault 

Barranquilla


No fueron capaces

En relación con el artículo de la edición nº. 1613, ‘Expresidentes al ataque’, los mismos, una vez terminen sus mandatos, deberían ejercer el voto de silencio. Pero no, asumen ser la panacea, escriben libros y con frecuencia entregan declaraciones, en su mayoría desobligantes y caricaturescas sobre cómo solucionar los mismos problemas que durante sus propios gobiernos fueron incapaces de resolver.

Mario Patiño Morris

Bogotá


Por las embarradas

Primero que todo permítanme felicitarlos por la labor informativa tan variada y objetiva con que ustedes nos saludan cada semana. Quisiera comentar acerca de la portada de la edición nº. 1613. Toda esa pataleta de los expresidentes Pastrana y Uribe no es más que una cortina distractora para que el pueblo no se acuerde de las embarradas que hubo bajo sus respectivos mandatos.

Iván Aragón Medina

Cali

Valeriana y vitamina E

Los bullies Pastrana y Uribe (SEMANA edición nº. 1613) solo quieren ganar protagonismo mediático en época preelectoral para consolidar sus posiciones como jefes de sus partidos, sin importarles las consecuencias que tengan sus comentarios insulsos. Valeriana para el doctor Uribe y vitamina E para la memoria del doctor Pastrana. 

Miguel López Echeverri

Bogotá


Hastiado de peleas

La declaración de guerra de los expresidentes Uribe y Pastrana no es al proceso de paz, sino al pueblo colombiano (SEMANA ed. nº. 1613). El pueblo está hastiado de las peleas de estos compadres o caínes, que en su afán de buscar protagonismo y poder, no les importa sacrificar el proceso de paz. Emplazo a los expresidentes a buscar soluciones para que –mediante la justicia transicional y la restaurativa– se implementen los respectivos procesos para lograr la paz, y así de paso bajarle el tono al insulto verdulero. Como expresidentes están en mora de contribuir al proceso, de lo contrario deben renunciar a sus beneficios y prebendas. Pues solo con los procesos de justicia transicional se pueden obtener las transformaciones radicales del orden social y político que equilibre las exigencias contrapuestas de paz y justicia. 

Danilo Yepes Recalde

Pasto


Un derecho y un deber

Varias veces he tratado de entender por qué su prestigioso semanario tiene que dedicarle su portada a un expresidente tan funesto como Uribe (edición n°. 1613). Ahora bien, considero que la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento, pues lo manda nuestra Constitución. Lo demás es el derecho al delirio de ambos expresidentes.

José Fernando Ortega

Bogotá

Cuento de hadas

Se queda uno con un gran sentimiento de impotencia al leer el especial ‘Oro y crimen’, bien trabajado por ustedes en la edición n°. 1613. La película Avatar es un cuento de hadas ante la cruda realidad de nuestras selvas. Los invito a que sigan investigando ese crimen contra la humanidad. El Estado somos todos y debemos movilizarnos para defender el aire y el agua que nos mantienen vivos.

Ricardo Solarte

Bogotá


Por un parqueadero

En la edición n°. 1613, en Confidenciales se alerta sobre la próxima medida de sobrecostos en la construcción de viviendas de estratos cuatro, cinco y seis. Tal medida supone apartamentos con un solo parqueadero y los que quieran más de uno deberán pagar. El confidencial dice que prácticamente “todo el mundo deberá pagar ese derecho, pues a menos que alguien sea un soltero sin expectativas de matrimonio, se requiere más de un parqueadero”. ¿Se les olvida que apenas el 9,6 por ciento de los hogares de estrato dos tiene carro mientras que sí lo tiene más del 80 por ciento de los hogares estrato cinco y seis? ¿Se les olvida que finalmente Bogotá tiene un alcalde que no piensa en dónde van a parquear el segundo carro el 15 por ciento de los bogotanos? 

Luisa Fernanda López Carrascal

Bogotá

Verdades parciales o mentiras verdaderas

Respecto de su confidencial ‘Mostrando la verdad’ de la edición n°. 1613 parece ser que RCN intenta seguir evadiendo el punto central sobre Tres Caínes. Nadie discute que lo que se muestre tenga o no sustento histórico o que no sea ‘fiel’ a la verdad; lo que se le reprocha es que pretenda que esa es ‘toda’ la verdad. Y presentar una verdad parcialmente, equivale a falsearla: a mentir con propósitos comerciales o de cualquier otro tipo, sin medir consecuencias. Solo importa la caja. En diálogo con La W, el libretista evitó explicar por qué presenta ‘su’ versión como ‘la’ versión, la única, sin mayor contexto. Lo hizo de manera muy sesgada, como si al igual que él todo el país estuviera de acuerdo con los métodos de los Castaño: con que el fin justifica los medios. No hay una historia secundaria (ni una sola) que sirva de contraste y que contextualice el tema.

Álvaro Javier Botero Cadavid

Medellín

Por la corrupción

Reciban un cordial saludo. Los felicito por la excelente sección de las 100 preguntas, (SEMANA n°. 1611) pero quedo perplejo con la respuesta de Jorge Alberto Marín,  de la Cámara de infraestructura la pregunta “¿Por qué no tenemos buenas carreteras si nuestros peajes están entre los más caros del mundo?”. Veo una una ceguera ante la realidad. No tenemos carreteras por la corrupción y por la falta de visión de los gobernantes. Leer su revista es una delicia, está muy bien hecha y resalto su independencia, pues critica al gobierno actual y levanta callos con sus excelentes artículos. Felicitaciones a todo el equipo de SEMANA.

Alain Charry

Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×