Viernes, 19 de septiembre de 2014

| 2013/04/27 00:00

Cartas

"El panorama que espera a Maduro es desolador", Daniel Collazos, Bogotá.

Cartas

Colombia ayer y hoy

La separata de SEMANA n.° 1616,  ‘Tradición y Cambio’, es una sorpresa que visibiliza de manera singular las “expresiones culturales, las obras y la naturaleza que caracterizan a Colombia se han transformado o están en riesgo de desaparecer”; la arquitectura republicana en Pasto,  el pan de maíz en Ipiales; en este repaso de paisajes, costumbres, lenguas, tradiciones, saberes, fauna y flora, que un día florecieron y que son memoria para las generaciones. 

Lo que persiste en nuestra patria son los ‘politiqueros’, que nos contentan con hacerse elegir, dicen que eso es democracia,  y se reparten los puestos burocráticos y contratos entre sus parientes y amigos.  

Bernardo Andrade Tapia

Ipiales

Magnífico y extenso

Leí el magnífico y extenso artículo sobre el robo a Bogotá (SEMANA n.° 1615) y vi el programa de María Jimena Duzán sobre el mismo tema. Del primero, concluí que algunos de los programas que tenían listos los Moreno para continuar su saqueo de la ciudad, como el de la renovación del Centro, continúan siendo programas bandera del alcalde Petro, no sé si con la misma intención. 

Del programa televisivo, después de oír a la concejal progresista o petrista decir que había sido abordada en la calle por la empresa que construiría los tranvías, para ofrecerle dinero para estar de acuerdo con ese medio de transporte; y que ella lo había rechazado y, aún, había adelantado un debate en contra del tranvía, me surgió la inquietud de si Petro, quien ha propuesto el tranvía, no solo para la carrera séptima, sino también para la autopista ALO, también recibió ofrecimientos de dinero, pero no los rechazó.

María Cristina Gómez

Bogotá

Radiografía

Excelente la columna: ‘Los nuevos escuderos de la Justicia’ de León Valencia. (SEMANA n.° 1616) Es una radiografía perfecta de esos personajes. Felicitaciones.

Alberto Rincón C.

Bogotá

De Samuel Moreno

He leído con indignación en su edición no. 1615,  12 páginas para reciclar publicaciones donde se han dicho las mismas infamias  con el “agravante” del titular escandaloso. Han resuelto verter en sus páginas las falsedades hasta ahora publicadas, a fin de mancillar la vida y la obra de una persona que no ha hecho sino luchar al lado de las gentes más humildes.   

Invoca, con marcado cinismo, que todo procede de informaciones de la Fiscalía. Aclaro que la Fiscalía, hasta cuando entregó más de 270.000 folios de la acusación, no mostró una sola prueba contra mí. Y más recientemente durante la audiencia preparatoria el fiscal Zetien reiteró que no existe prueba directa en mi contra.

Aclaro que  el cargo de que los Moreno habían recibido dinero, quedó desbaratado por la Fiscalía, pues el CTI, después de rastrear nuestras cuentas en Colombia y en el exterior, llegó a la conclusión de que yo no había recibido dinero de nadie. Esto tampoco lo publica su revista. ¿Por qué? ¿Cuál es el pacto con la Fiscalía o mis enemigos políticos?  

El actual fiscal general, Eduardo Montealegre, hizo varias declaraciones  afirmando que la libertad era la regla y la detención de las personas era la excepción. La Fiscalía ha hecho todo lo contrario. Cuando los términos, en mi caso, estaban vencidos, y tenía derecho a la libertad, para coartármela resolvió imputarme dos nuevos cargos, con las mismas razones, violando la regla universal del derecho donde se establece el non bis in ídem.

El jueves, La W difundió una noticia que decía: “Exalcalde Samuel Moreno Rojas estudia colaboración con la Fiscalía…”. Esa afirmación envía el mensaje de que estoy aceptando cargos, lo que no es cierto porque soy inocente. Esto mismo, repetido por ustedes, es un atentado contra mis derechos fundamentales. 

En cuanto al contrato 137 de 2007, Fase III de TransMilenio, la etapa precontractual y la suscripción fue en la administración de Luis Eduardo Garzón, como es de conocimiento público, pero ustedes lo ocultan. Lo mismo sobre el recaudo del SITP, los bogotanos saben que no se adjudicó en mi Alcaldía, pero tergiversan los hechos al decir que recibimos dinero, lo cual es una calumnia y una infamia más.

Sobre el tema del edificio en Miami, no es cierto, ya fue desvirtuado. 

En El Espectador del 15 de enero de 2012 se recoge una publicación de la revista Dinero en el 2011 sobre este tema y se llega a la conclusión de que los Moreno nada tuvieron que ver con el famoso River Oaks Ap. Un año después ustedes vuelven a repetir tal calumnia.

“Testimonios y documentos en poder de SEMANA, y  las pesquisas de la Fiscalía, revelan que en los tres años (…) se dio el saqueo a gran escala más impresionante.” Este “artículo periodístico”, se funda en mentiras, en fotomontajes, en imputaciones gravísimas sobre propiedades y actos de otras administraciones, que ponen en riesgo la vida y la seguridad mía y de mi familia. 

Lucho contra una Justicia mediática. No hay igualdad de armas, ni lealtad procesal. Menos mal que tengo una prodigiosa resistencia para sobrellevar este martirio que espero termine pronto.

Samuel Moreno Rojas

Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×