Domingo, 14 de septiembre de 2014

| 2013/05/04 00:00

Cartas

"La historia de Crisanto es la de muchos colombianos en las regiones afectadas por la guerra", Ramiro González, Bogotá.

Cartas

Fascistas extremistas

Muy bien por el periodista Daniel Coronell, que en su columna (SEMANA n.° 1617) hace visible que en Colombia existen unos grupos fascistas extremistas, que cada día van creciendo. El país desconoce y minimiza el alcance que puedan llegar a tener estos fanáticos. Son grupos de extrema derecha que reciben entrenamiento militar, es decir que están preparados para ir a la guerra en cualquier momento. 

Su visión de sociedad es bastante intolerante y ya se han registrado ataques por parte de miembros de estas pandillas. Tercera Fuerza es el movimiento más organizado y visible, pero pueden haber muchos más, que en grupos más pequeños caminando por las calles son más peligrosos que los que se reúnen a conmemorar las fechas simbólicas del Tercer Reich. Colombia necesita superar la violencia, no avivarla como lo hacen algunos políticos y funcionarios con sus opiniones incendiarias, y que sirven de combustible para los violentos.

Juan Guillermo Herrera

Tuluá

No hay hijos artificiales

De manera ‘confidencial’ me permito manifestarle que todos los hijos, aun los de probeta, son naturales. (SEMANA n.° 1616) No hay hijos artificiales. La expresión hijo natural fue derogada por la Ley 29 de 1982. El registro de divorcios que lleva la Superintendencia de Notariado es respecto de los matrimonios con ceremonia y no de los que llamo consensuales, conocidos  equívocamente como uniones de hecho o uniones libres. 

No son de hecho, porque están reguladas por el derecho y no son libres porque lo que está unido o atado no está libre. A propósito, Sofía Vergara vive en matrimonio consensual con Nick Loeb y como tal a su pareja no se le debe llamar  prometido o novio. El es su marido  por consenso y entre ellos se deben fidelidad y solidaridad. En Colombia hay más de 52.000 abogados. Se han expedido 227.911 tarjetas  y semanalmente ingresan entre 500 y 600 nuevos. Aun cuando muy pocos son doctorados la mayoría exige que le digan doctor. Por esta razón Colombia, más que un país de abogados, es un país de ‘doctores’ así no  hayan cursado los estudios de rigor. 

Carlos Fradique-Méndez

Bogotá

Nariño y sus problemas

Quiero expresar mi opinión con respecto al artículo investigativo que se publicó en la edición de SEMANA n.° 1613, sobre la minería en Colombia. En dicho artículo se mencionan las regiones donde se practica esta actividad, pero en ninguna parte se hace referencia al departamento de Nariño, especialmente al municipio de Barbacoas, una zona minera y caracterizada por su riqueza aurífera. La población, en su gran mayoría, practica esta actividad y lo hace de una forma ilegal, con la participación de grupos al margen de la ley, que se lucran de este negocio y que además hacen presencia en esta localidad, en toda su extensión. 

Hay personas que para obtener más rendimiento erabajan con maquinaria pesada, debido a esto se forman unos cráteres  que en invierno se llenan de agua. Estos son daños irreparables que ya se le han causado a la naturaleza y al medio ambiente. 

Valga la oportunidad para referirme a otras problemáticas por las que atraviesa esta región: empezando por la vía la cual se encuentra en pésimo estado. No se hace ni siquiera un mantenimiento de rutina en esta vía. 

Cuando se viaja por este sendero, por lo innumerables atracos perpetrados por los delincuentes comunes, el recorrido es incierto. El agua es otro de los problemas álgidos, pues no se cuenta con un acueducto que brinde el servicio de agua potable a la comunidad, de esta tierra olvidada y habitada por afrocolombianos, sumidos en la pobreza y el abandono, que también pertenecen a Colombia.

Sandro Javier Chiles Carrera

Pasto

Aclaración

N. de la R. En la edición anterior apareció un aviso comercial pagado por las firmas Guardias  especialistas en seguridad, Expertos de seguridad, Centinel de seguridad y Cobasec, en el que se publicó la foto de Andrés Villamizar Pachón, director de la Unidad de Protección. Nos permitimos aclarar que la foto del funcionario apareció sin su conocimiento en ese publirreportaje contratado por los anunciantes.  Lamentamos la incomodidad que el hecho hubiera podido producir y le presentamos disculpas al doctor Villamizar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×