Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/15/2013 12:00:00 AM

Cartas

"Era lo que faltaba. Tenemos que poder volver a confiar en los jueces de la República", Julio Latorre, Cali.

Sin palabras

No encuentro las palabras para felicitar a este equipo de periodistas que logró recopilar de una forma tan respetuosa con las víctimas y con todos los involucrados en este absurdo conflicto (SEMANA n.° 1622). Desde el martes, cuando pude tener en mis manos esta edición, me he preguntado si lo que se ha hecho con mis padres está bien o no. Primero porque no es un orgullo y mucho menos un honor que mis dos viejos, como los he llamado cariñosamente, hagan parte de esta absurda lista. También que ustedes le hagan un homenaje a este par de abuelos, que representa a miles de colombianos olvidados, que cada vez que el ‘ejército del pueblo’ los niega y destruye, a las familias completas nos da un disparo por la espalda y nos mata también para callarnos. Tampoco que el Estado les siga el juego de palabras por unas ganas innecesarias de poder.

Héctor A. Angulo C. 
Bogotá

Permanente afán

Felicitaciones por la edición especial de SEMANA, edición n.° 1622, por la investigación y documento titulado ‘5,5 millones de víctimas y contando’. Excelente trabajo, extraordinario y valioso apoyo para la memoria de Colombia y para el análisis de la situación actual del país. Muy bien, reitero mis felicitaciones porque ustedes, con su independencia, ética, responsabilidad y compromiso con el país, investigan y viven con el permanente afán de encontrar la verdad e informársela a los colombianos.

Benjamín Herazo Acuña
Bogotá

La justicia improvisa

Del artículo ‘Bomba por estallar’ (SEMANA n.° 162) se ve con claridad que el gobierno hasta en la Justicia improvisa. La ministra afirma que se trasladarán unos presos, de lo cual se infiere que llevarán el hacinamiento de un lugar a otro. También indica que hay recursos para nuevas cárceles o para ampliar las existentes, como si con eso se fuera a disminuir el crimen, o se fueran a disminuir los errores garrafales de la Justicia, que ordena encarcelar a infractores menores y primarios, pero concede prebendas a grandes y reconocidos delincuentes. 

El fiscal general de la Nación presenta una ponencia interesante. Pero ninguna propuesta es viable ante una administración de justicia mentirosa, interesada, torpe y anquilosada, que habiendo implementado una nueva legislación penal a través de la Ley 906 de 2004, permitió la multitud de reformas que se han hecho, que nos hizo retroceder décadas, dejando al nuevo sistema sin aplicación ni fundamento. 

Lo que debe hacer el gobierno nacional es sancionar a los jueces morosos, equivocados administradores de justicia, y dejar de lado el peligro que él mismo ha infundido al criticar la libertad de algunos ciudadanos de poco talante, pero callando los beneficios y favores a otros de mayor talante. El gobierno nacional no debe seguir manejando una doble moral y una justicia amañada de acuerdo con intereses de pocos.

Gabriel Armando González García
Villavicencio

Negra elegante

Me permito referirme a la entrevista a la alta consejera para la Equidad de la Mujer, Nigeria Rentería, de la edición n.° 1623. ¡Qué bonitas e interesantes respuestas las de esta distinguida funcionaria! Como ella, tenemos de esta raza a grandes representantes en el deporte: María Isabel Urrutia en pesas, Pambelé en boxeo, muchísimos en atletismo y en fútbol. En la música, ¿recuerdan a Leonor González Mina la negra grande de Colombia?... Figuran en bonitas composiciones musicales como Negrita (“Tú llegaste en la noche de mi amargo penar...”) y tantas otras.

Además siempre al término negra se le adiciona algo: ‘negra bonita’, ‘negra elegante’, ‘negra mía’. A mi señora (con quien ya cumplimos las bodas de oro) la llamo así y hasta ahora por esto no me ha pedido el divorcio.

Qué bueno que todos los colombianos que pertenecen a esta raza se sientan orgullosos y sigan el ejemplo de esta alta consejera y anulen eso de afrodescendiente. ¡Somos colombianos de Valle, de Choco, de Nariño, de Atlántico! Y todos integramos este gran país que debemos amar y por el cual siempre debemos trabajar.

Francisco Joaquín Pedroza Paz
Zarzal 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.