Martes, 30 de septiembre de 2014

| 2013/08/10 01:00

Cartas

El balance es agridulce, pero hay optimismo.

Cartas

Conocer es amar la patria
La serie de especiales de SEMANA son una muestra de la evolución de Colombia en sus obras, economía, turismo y sus gentes en cada región. La edición n.° 1631 ‘El oriente a seguir’ es impecable: congratulaciones a sus editores. Trae interesantes sorpresas del mágico Santander, primigenia en historia, cuna de la libertad y de la República, tierra de pujanza y desarrollo, de empuje arrollador, de pueblos que son patrimonio y con diseños de arte “intactos en su arquitectura”, lo mismo que ciudades con un vertiginoso avance y actitudes ecológicas.

Su accidentada topografía la postulan para desarrollar los más insólitos megaproyectos industriales, ecoturísticos y de infraestructura vial; dinamizar su progreso con el regreso a la navegabilidad por el río Magdalena. El tabaco, la panela, el cacao, el café, el fique, el calzado, la industria petrolera y energética, las zonas francas, el Festival Nacional de la Guabina, los deportes extremos, su original gastronomía, sus dulces, sus paisajes extraordinarios, sus páramos de ensueño y su agua en abundancia hacen de la comarca “una estrella a seguir (…) porque es un ejemplo para el país”.

Bernardo Andrade Tapia
Ipiales



Demandas millonarias
En relación con su artículo ‘La Yidis-víctima’ publicado en la edición n.° 1631, solo queda esperar a la presentación de demandas multimillonarias en contra del Estado por parte de los afectados con los errores judiciales. Con seguridad las pretensiones resultarán astronómicas, bajo la premisa falaz de que ningún dinero es suficiente para resarcir el daño causado.

Carlos Andrés Borrero Valencia
Cali


Un error tan grande
Respecto al articulo ‘Por qué no vender Isagén’ de la edición anterior n.° 1631 cabe aclarar que solo con ver las cifras se entiende el error tan grande que comete el Estado al vender esta empresa con tan alto valor económico para los colombianos.

Con razón que hay tantas multinacionales como la francesa Gas de France Suez, la norteamericana Duke Energy o la colombiana Emgesa detrás de esta gran compañía, pues es una gran inversión y un muy buen negocio para ellos, mientras que para el estado colombiano esa venta es una gran equivocación.

Lo peor es que se tiene la falsa creencia de que al venderla se van a poder finalmente financiar los tan anhelados proyectos de infraestructura que se llevan tratando de realizar por décadas. Se piensa que si la empresa pasa a manos privadas, estas van a interesarse por la inversión en obras públicas, otra ilusión ficticia.

En conclusión, la venta de un  gran motor para Colombia –como lo es Isagén– es otra mala decisión del gobierno de Santos, que ojalá no se logre, pues implica otro sufrimiento  para la tan golpeada economía colombiana.

Daniel Alfredo Urrego Samudio
Bogotá


De ‘Séptimo día’
Queremos manifestar que ni Caracol, ni el programa Séptimo Día ni Manuel Teodoro tienen una política o agenda antiadopción. Caracol debió ser consultada antes de la publicación de este artículo (SEMANA n.° 1627), que contiene imprecisiones que resumimos:

Se menciona que el ICBF ganó una demanda y que fue tanto el rechazo que el último programa no fue emitido. Debemos precisar: (i) el ICBF no ganó ninguna demanda contra Caracol, la única orden que impartió fue darle un espacio al director del ICBF; y (ii) el último programa de la serie sí fue emitido.
Se dice que el ICBF no pudo defender a los defensores de familia que tomaron esas decisiones de adopción y el programa nunca pudo mostrar por qué los adoptaron. No es cierto.

 En más de una ocasión, el director del ICBF o de los defensores de familia regionales presentaron su versión de los hechos en la medida en que pudieran ser contados por los mismos. El programa sí mostró la realidad de porqué los adoptaron, buscó entrevistar a los implicados y los padres contaron su realidad.

Según el artículo, los directivos del ICBF aseguraron poder certificar que en ninguno de los casos de adopción del programa hubo error. No creemos que el ICBF pueda corroborarlo. No en vano el director Diego Molano inició investigaciones por los hallazgos de Séptimo Día y congeló más de 1.000 procesos. Además, ¿por qué la Procuraduría acusa de negligencia al ICBF?

Dice la publicación que “el tercer episodio fue un duro informe de diciembre de la procuradora para la Defensa de los Niños, Ilva Myriam Hoyos. En él acusa al ICBF de ‘negligencia’ por no supervisar el programa de adopción y recomendó abrir investigación disciplinaria a algunos funcionarios”.

Sin duda estas investigaciones y las órdenes de la Corte Constitucional impactaron los procesos de adopción, pues son los entes que sí pueden ordenar al ICBF. Encontramos desproporcionado que se dedique tanto espacio a los supuestos estragos de Séptimo Día y se pase por encima de los conceptos de la Procuraduría.

Manuel Teodoro, director del programa
‘Séptimo Día’
Bogotá


El mejor gobernador
Reconozco en María Jimena Duzán una respetada columnista, pero me parece que en su último escrito se equivoca al descalificar la candidatura al Senado de Horacio Serpa por el Partido Liberal. Haciendo gala de su antiuribismo extremo, descalifica al exgobernador, como descalifica a Héctor Helí Rojas o a Viviane Morales también por sus escarceos uribistas.

Creo que hay que juzgar la candidatura de Serpa con base en otros factores más sustanciales y objetivos. El Congreso de Colombia, como institución, está en los primeros lugares de desprestigio en las encuestas. ¿Por qué? Porque los colombianos creen que es corrupto, inepto, y sus miembros anteponen el interés particular o de grupo al general. ¿Alguien puede afirmar con certeza que Horacio Serpa es corrupto? ¿Que es inepto? ¿Que se ha enriquecido con el ejercicio torticero de la política?

Más bien, ¿no fue elegido recientemente como el mejor gobernante regional del país? ¿Acaso Serpa no ha defendido siempre el talante social que debe tener su partido? María Jimena olvida que en varias de las grandes democracias europeas sus líderes nacionales son personas maduras que tienen la sapiencia para dirigir sus partidos o gobiernos.

El presidente de Alemania, por ejemplo, tiene 73 años. Yo creo que los partidos deben tener el acierto de mezclar en sus listas al Senado dirigentes jóvenes con reconocidos luchadores, para así lograr el equilibrio entre la experiencia y los nuevos bríos, que le den, como se quiere, un impulso a la lista liberal para lograr un mayor número de curules. 

Y Horacio Serpa –por su trayectoria, por su conocimiento del país– será un indudable baluarte del Congreso y del Partido Liberal.

Julio César Vásquez Higuera
Bogotá



Hartos de violencia

Cordial saludo, señores revista SEMANA. Veo con mucha nostalgia las ediciones n.° 1629 y n.° 1630 ambas con portadas en las que se pueden apreciar delincuentes como alias Megateo, Iván Márquez, Timochenko y Pablo Catatumbo. No lo puedo creer. Colombia tuvo con Nairo Quintana un segundo lugar en el Tour de Francia, fue campeón de montaña y el campeón más joven. Y ustedes no lo tuvieron en cuenta para que aparezca muy merecidamente en la portada de esta última edición.

Colombia está harta de tanta violencia. Todos los fines de semana leo con asiduidad su prestigiosa revista. Hagan portadas con otro tipo de información, con temas diferentes a la delincuencia. Colombia tiene mucha creatividad, tenemos compatriotas muy valiosos y talentosos. Dios los bendiga y los ilumine siempre.

Héctor Alfonso Mendoza Duarte
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×