Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/5/2013 1:00:00 AM

Cartas

Con la historia de la decana se descubre que la realidad a veces supera a la ficción.

Que abra espacios
Si el doctor Germán Vargas acepta la Vicepresidencia, como ustedes sugieren en su portada de la edición n.° 1639, a futuro políticamente se quema, y si el presidente Santos lo escoge como fórmula vicepresidencial, cometería un exabrupto político. Las razones son que comparten un mismo gobierno, son el producto de una misma casta e ideología política y tienen los mismos votos.

El doctor Vargas actualmente tiene un desgaste político que en nada le ayudaría a subir la imagen en las encuestas al presidente Santos, que está de capa caída. El vicepresidente no debe ser por lo tanto áulico, corifeo y turiferario (lambón). Por el contrario, debe ser una persona renovada que piense diferente y le haga ver al presidente los errores de los cuatro años anteriores. Debe ser un verdadero estadista y no un político más. El vicepresidente no debe ser parte del actual sanedrín.

El presidente Santos debe buscar como fórmula vicepresidencial a una persona que abra espacios políticos a sus contradictores y que sea capaz de buscar un acercamiento con los opositores.
Que sirva de puente para que se sumen nuevas corrientes políticas a la campaña, a lo mejor, el doctor Vargas en lugar de sumarle en votos, le puede estar restando. Ningún vicepresidente ha llegado a ser presidente. Las razones sobran.

Danilo Yepes Recalde
Pasto

Socorrida maniobra
El artículo ‘El opio de los gobernantes’, (SEMANA n.° 1639) del brillante y crítico columnista Antonio Caballero, pone al descubierto una socorrida maniobra de quienes detentan o han detentado el poder y de aquellos medios que, como altavoces, hacen eco de las políticas de los gobernantes: la maquinación de las cifras estadísticas para ocultar realidades que o los gobernantes conocen y no quieren mostrar por miedo a perder su poder o a ser castigados por la historia, o que, por vivir alejados de la misma realidad, tienen un desconocimiento supino de lo que en ella sucede. 

El reciente paro agrario al que hace referencia el columnista Caballero es la mejor ejemplificación de lo anterior. Medios que como El Tiempo tienen el cinismo de titular una página como ‘El agro pasa por su mejor momento’, cuando las protestas campesinas mostraban lo contrario y cuando muchos de sus columnistas, otrora ministros, atribuyen la ‘mejoría’ del campo sus logros y realizaciones al frente de las distintas carteras. 

Fuera de que las cifras nunca alcanzan a medir la verdadera realidad (como sucede con las del Dane, donde los cambios permanentes de metodología las hacen incomparables con otros momentos temporales) y de que –como históricamente ha sucedido– se prestan a toda suerte de manipulaciones y maquillajes dependiendo del gobernante de turno, quienes detentan el poder ignoran que dichas cifras no dejan de ser abstracciones en el sentido literal de este término, es decir, suelen dejar de lado aquello que verdaderamente está afectando a los ciudadanos. Es responsabilidad de los gobernantes mostrar la realidad tal cual es, so pena de que sus gobernados se las hagan saber, como sucedió con los diferentes paros que recientemente se han dado en el país.

Juan Manuel Jaramillo U.
Manizales

Felicitaciones
Con inmensa complacencia celebro con la familia SEMANA la distinción del premio María Moors Cabot, concedida al director Alejandro Santos por la prestigiosa Universidad de Columbia (SEMANA n.° 1636). Sin duda este es un galardón muy bien merecido porque es el reconocimiento a una labor periodística de gran repercusión social y política, una actividad que se fundamenta en la seriedad y en el profesionalismo de sus columnistas y analistas en los diversos temas de interés para quienes necesitamos estar informados.

Desde el amanecer de cada lunes tengo en mis manos la revista para deleitarme con el habilidoso escritor y genial humorista Daniel Samper, que me hace reír hasta las lágrimas y es la primera lectura. Sus permanentes colaboradores María Jimena Duzán, León Valencia y Antonio Caballero tienen siempre un sesudo punto de vista de palpitante actualidad que si bien no siempre se puede compartir, su factura periodística y su argumentación son de calidad indiscutible.

Los informes y análisis de carácter político y económico tienen la profundidad y la amplitud propias de quien averigua, investiga y confronta los asuntos más delicados. Las noticias más sobresalientes tienen frescura, actualidad y calidad.

Pero hay un asunto que sí me llena de mucha tristeza y es la vitrina gratuita e inmerecida que SEMANA les ofrece a los guerrilleros, ahora a los de las Farc –personas que tanto daño le han hecho a nuestra patria– aparecen una y otra vez sonrientes y hasta desafiantes en el sitio de honor. Me gustaría muchísimo más ver en esa hermosa portada de nuestra gran revista SEMANA a personajes de relieve en la cultura, la ciencia, la tecnología, el arte la literatura, el deporte: Raúl Cuero, Manuel Elkin Patarroyo, William Ospina o Fernando Botero, por nombrar solamente algunos de los más notables en nuestro medio y quienes –no se sabe por qué– no tienen tanto protagonismo como los aludidos cabecillas que nos llenan de vergüenza y de ignominia.

Muchas felicitaciones por ese premio de periodismo.

José Tobías Salazar Morales
Medellín
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.