Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/19/2013 1:00:00 AM

Cartas

El cubrimiento de SEMANA para el logro de la selección fue oportuno. Colombia está llena de alegría.

Un gol de SEMANA
Cuando todos estábamos celebrando la clasificación de la selección al Mundial, la revista (edición n.° 1641) sorprendió a los lectores que la recibimos el sábado con un cubrimiento tan fresco y actual que incluso les ganó a los que hicieron los mismos periódicos. Esta portada, todo un gol de SEMANA, también fue un alivio a la cargada agenda política que ha dominado en los últimos meses la agenda del país.

Horacio Peña
Ibagué


Bien por la Selección
Celebré, como casi todos los colombianos, la clasificación de la selección al Mundial de Brasil. No hay duda que nada nos identifica y nos une como nuestro equipo nacional, hasta tal punto que SEMANA (edición n.° 1641) se salió de órbita: Falcao y uno de sus goles en portada. Así dejaron atrás, ya era hora, a Santos, Uribe, el procurador, las Farc y los paras. Cosas que logra el fútbol. Lo único que no me gustó del desarrollo temático fue el cepillazo a la Fedefútbol, una entidad ineficiente que hoy se vanagloria de haber traído a Pékerman a Colombia, cuando todos sabemos que fue un ‘carambolazo’, pues nuestros dirigentes pensaron primero en Bielsa, en Martino, en Gareca y en otros tantos más que les tiraron la puerta. Recuerden y digámoslo: Pékerman llegó por descarte.
 
Álvaro Solano
Bogotá


Sobre María Jimena Duzán
Los periodistas en Colombia a veces se toman muchas potestades, se creen intocables, hasta ahí, vaya y venga. Lo que es inaceptable es que insulten a un personaje, por más ruin que este sea (aunque no creo que sea el caso de la contralora Morelli). Me llamó la atención cómo la columnista María Jimena Duzán, así sea haciendo referencia a un personaje histórico, tilde a la funcionaria como Juana la Loca. (SEMANA n.° 1641) ¿Era necesario? Una mujer de su pluma pudo haber usado otro símil, otra metáfora, otro recurso. 

Alba Lucía Sánchez
Tunja

La hermana del mal
El artículo ‘La última de un clan siniestro’, publicado en la edición n.° 1641, me permitió entender de forma clara el macabro papel que desempeño la familia Castaño en la historia criminal del país. Ni siquiera las mujeres, así tuvieran nombres de religiosas, estuvieron al margen de lo que se creía habían hecho los tres Caínes. 

Federico Salazar
Bogotá

Ahora sí se puede
Con relación al confidencial de la edición n.° 1640 ‘Ahora no se puede’ es necesario aclarar algunas imprecisiones. La renovación urbana de Bogotá esperó más de 27 años para que apareciera una norma que lo permitiera: la modificación del POT. Antes, desarrollar lotes vacíos era mejor negocio que reconstruir la ciudad que se deterioraba, por eso crecía aniquilando ecosistemas en suelos poco aptos para una ciudad eficiente. 

Con la modificación del Plan de Ordenamiento Territorial, ahora sí puede estar la renovación urbana en una categoría que compite en igualdad de condiciones con el desarrollo de lotes vacíos. Ahora es más rentable construir nuevos proyectos en el centro, que edificar sobre los humedales.

Antes de ser modificado por el gobierno de Petro, en el POT había 48 temas pendientes para ser reglamentados posteriormente por la administración distrital. Hoy, de los 565 artículos que componen el Decreto Distrital 364 de 2013, solo quedan pendientes 16 temas para ser reglamentados. La mayoría de ellos relacionados con decisiones que afectan temas ambientales y varios en un proceso de reglamentación muy avanzado.

Con respecto al procedimiento, la expresión ‘pupitrazo’ no es adecuada para definir la adopción de la modificación excepcional del POT. La ley es clara en mencionar que la competencia del alcalde para adoptar por decreto la modificación, se habilita cuando el trámite del proyecto de acuerdo presentado por la administración ante el Concejo no se concluye formalmente. Esto ocurrió con el POT cuando el cabildo decidió no tramitar el recurso de reconsideración que hace parte del procedimiento establecido por la ley.

Toda la reglamentación para la renovación urbana está contenida en el POT y se puede comenzar ya.

Gerardo Ardila Calderón, secretario distrital de Planeación
Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.