Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/19/2009 12:00:00 AM

Cartas

Limbo interminable

Permítame felicitarlos por la objetividad y el fondo de los artículos 'La sombra de la reelección' y 'El absurdo del 2014' (SEMANA edición 1393) que ponen de manifiesto las inconveniencias, la confusión y los graves problemas que traería para el país la reelección presidencial, en 2010 ó 2014. De seguir en este interminable limbo, sin definición clara y firme por parte del Presidente, en verdad nos podría conducir a una real hecatombe, tal como el mismo Uribe lo había manifestado hace algún tiempo. La crisis financiera que está afectando seriamente al mundo, según el gobierno, no es suficientemente negativa para Colombia. Esta curiosa posición la considero más bien como un sofisma de distracción para beneficiarse de lo que está ocurriendo en el manipuleo de la política del país. Uribe debe recapacitar y comprender que la mayoría del país espera un cambio y por lo tanto no quiere ni simpatiza con la reelección, por considerarla contraproducente para el desarrollo político y social del país. El triste panorama y sainete del referendo, como el pobre y deplorable resultado del Congreso a lo largo de los últimos años, la ineficiencia de la rama judicial y la ambigüedad de parte de Uribe, entre otros, nos presentan un panorama futuro oscuro, desolador y triste a los colombianos. Para bien o para mal, sin la mayor duda, deberíamos esforzarnos todos para que se produzca un cambio para beneficio de Colombia y de sus gentes.

Alfonso Venegas Leyva
Bogotá

Que sí queremos

A su afirmación de que no encontraron "en el mundo de los medios y la opinión calificada, ni un solo columnista serio que esté a favor de la permanencia de Uribe en el poder" (SEMANA #1393), yo les manifiesto que, por el contrario, les resultará muy fácil encontrar a millones de colombianos poco serios tal vez y mal calificados seguramente en su concepto, que sí queremos la reelección de Uribe.

Andrés Novoa
Bogotá

No se vislumbra

Mientras la fuerza de la luz de una mejor alternativa para el país no ilumine el sendero de un claro devenir, la sombra de la reelección a que se refiere su edición # 1393 seguirá proyectada a fuerza de no poder, quienes aspiran a reemplazar al actual gobierno, traspasar el obstáculo de ofrecer una propuesta programática diferente a la no-reelección de Uribe.

Por eso, siendo tan fuerte el haz luminoso proyectado por las ejecutorias del actual gobierno, la sombra que la reelección pudiere proyectar, para la mayoría de los colombianos, se convierte en una tenue penumbra. Mientras, el temor a la no continuidad del actual proceso, sobre todo en lo relativo a la seguridad democrática, se trastoca en tinieblas llenas de duendes y fantasmas; sin clara definición algunos, mientras otros con oscuros y temidos propósitos. Ha sido tan grande la transformación que Álvaro Uribe le dio al país, que si bien se acepta, su reelección no es lo mejor para la democracia, la mayoría de los colombianos, está llegando a la convicción de que no reelegirlo, sería peor.

Ricardo Buitrago Consuegra
Barranquilla

Comparación controvertida

'La casa en el aire', en la edición #1392, tiene varios lapsus, pero sobre todo uno que incomoda en grado sumo al decir que los Pérez Norzagaray son una dinastía. Que se hable de la dinastía de los Lleras es apenas justo porque su apellido enmarca la historia digna y gloriosa de la patria. Pero que se compare ella con los Pérez Norzagaray es una afrenta a la familia Lleras y otra a la Patria. ¿Será que la actuación del difunto dueño de la casa para que les devolvieran el canal a los panameños correspondía hacerla a Colombia? Panamá cual Celestina traicionó a su patria Colombia y se vendió como Judas. En la 'casa del ahorcado', Colombia, no se mienta la soga, y Pérez podía estar donde quisiera y a su nombre, pero no en el de Colombia.

Andrés Javier Casas Sanz de Santamaría
Bogotá

Desatino de alcalde

SEMANA # 1390-1391. Antonio Caballero, en una columna a mi parecer inusual, pues no se ha ido lanza en ristre contra el gobierno -supongo porque se ha dado cuenta de que su entereza no arroja resultados que favorezcan a los oprimidos y tampoco castigo a los opresores, y que a pesar de su buena voluntad, Álvaro Uribe Vélez seguirá siendo el dictador que acabe con lo poco que queda de nuestra querida Colombia-, nos informa de un tema tanto o más importante que los abusos de poder de nuestro mandatario. Los desatinos de los alcaldes de Bogotá -que han sido muchos- deben ser tratados con la misma severidad con la que se ataca al señor Presidente de la República. No se debe olvidar que la administración del Distrito Capital es el segundo cargo más importante del país. Hay que defender nuestra historia y los lugares donde se puede preservar.

Gabriel Armando González García
Villavicencio
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.