Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/04/07 00:00

Coca y drogadicción

En el informe que trata sobre la evolución de los cultivos ilícitos en Colombia, 'Victoria pírrica'

Coca y drogadicción

En el informe que trata sobre la evolución de los cultivos ilícitos en Colombia, 'Victoria pírrica' (SEMANA #1.090), plantean el hecho de que ese cáncer, que nos azota hace tantos años, muestra la tendencia a hacer metástasis y, por consiguiente, erradicar la coca y la amapola, a punta de fumigación no es solución definitiva; apenas es un paliatorio. Según la Junta de Fiscalización de Drogas (Jife), un organismo adscrito a la ONU, el costo de los cultivos ilícitos en 2001 fue de 1.100 millones de dólares y las ganancias en Estados Unidos por venta de cocaína y heroína fue de 36.000 millones de dólares. La cuantía de las cifras sugiere que la solución está en sensibilizar a los consumidores en la exorbitancia del daño que están causando con su dinero al inducir al atropello de derechos humanos y a cometer acciones criminales. Las cárceles están abarrotadas de jóvenes padres y madres de familia que participaron en la acción de sembrar, transportar y vender. Para los consumidores, la frustración de sus estudios, la pérdida del trabajo o del ejercicio profesional y la consiguiente depauperación de su entorno familiar. El daño ecológico, especialmente en los Andes y la Amazonia, al descuajar el monte y la selva de su vegetación nativa para reemplazarlo por coca y amapola, con la consecuencial aniquilación de las fuentes hídricas. En nuestra patria es inconmensurable el daño de todo orden: humano, social, político, laboral, a las finanzas de la Nación, a la moral pública y privada y como generador de violencia. Por todo ello, se justifica una campaña globalizada que muestre los efectos perversos del consumo de estupefacientes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.