Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/26/1998 12:00:00 AM

COEXISTENCIA EN BELGICA

Su edición #835 'Réquiem por Bélgica' describe correctamente la indignación popular causada en la opinión pública belga por la fuga del pedófilo Marc Dutroux, cuestionando de paso la eficacia de nuestro sistema judicial y de policía. Sin embargo, no comparto su principal conclusión, o sea la posibilidad de una desaparición a corto plazo de Bélgica como Estado. Cabe mencionar al respecto que la mayoría de los belgas _tanto valones como flamencos_ reiteran en cada encuesta de opinión su deseo de ver mantenida la unión del país. La conmoción causada por el deceso del rey Balduino I en 1993, probó el apego de mis compatriotas a su país y a su dinastía. Ninguno de los partidos representados en el Parlamento ha puesto la independencia de una de las regiones en su programa. No hay duda de que la coexistencia en Bélgica de tres comunidades lingüísticas plantea problemas. Mediante cuatro revisiones constitucionales se ha logrado garantizar a cada comunidad y región autonomía en muchas materias. Indudablemente, una de las consecuencias ha sido una complejidad creciente de la estructura del Estado. En algunos casos, esta situación ha despertado la impresión de una fragmentación excesiva de las responsabilidades políticas y administrativas. No obstante, estas fallas puntuales _que pueden y van a ser corregidas_ en un sistema constitucional innovador, no deben ocultar los logros obtenidos en los últimos años, particularmente la participación de Bélgica en la moneda única europea después de muchos años de sacrificios de toda la población. Jean-Paul Warnimont, Embajador de Bélgica Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.