Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2000/11/13 00:00

Controversia histórica

El artículo sobre la película U-571 de su edición #962 indica que su comentarista de cine no entendió el argumento y no es raro que le pareciera aburrida.

Controversia histórica

El artículo sobre la película U-571 de su edición #962 indica que su comentarista de cine no entendió el argumento y no es raro que le pareciera aburrida. La película tiene una base histórica, pues la máquina Enigma la llevaban todos los submarinos de la marina alemana para codificar y decodificar sus comunicaciones radiales con sus bases en Europa y entre ellos, y no era “una máquina para descifrar comunicaciones de los aliados escondida en un poderoso submarino”. La misión no era destruir la máquina sino capturarla antes de que la tripulación del submarino alemán la destruyera. Los aliados necesitaban descifrar las comunicaciones de los submarinos alemanes para disminuir las terribles pérdidas que estaban sufriendo sus convoyes de mercantes, para lo cual era indispensable apoderarse de una máquina Enigma con sus códigos.

La realidad histórica es que en marzo de 1941 un destructor británico atacó y dañó el submarino alemán U-110. La tripulación del destructor logró abordar el submarino antes de que se hundiera y pudo obtener una máquina Enigma que fue llevada a Londres en el más absoluto secreto, pues Alemania podía cambiar su sistema de codificación si sospechaba que una máquina Enigma estaba en poder de los aliados. Los británicos lograron descifrar las comunicaciones alemanas durante casi un año, las pérdidas de barcos mercantes aliados disminuyeron notablemente, y no es exageración decir que en 1941 Gran Bretaña habría tenido que negociar la paz con Hitler, si no hubiera obtenido esa máquina Enigma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.