Martes, 17 de enero de 2017

| 2000/09/04 00:00

Contundente y diáfano

Quisiera felicitarlos por su revista la cual leo ávidamente todas las semanas. Por medio de este correo quisiera elogiar la columna de Antonio Caballero ‘Los ricos también lloramos’ (SEMANA #951) nunca había visto un diagnóstico de nuestra realidad actual

Contundente y diáfano

Quisiera felicitarlos por su revista la cual leo ávidamente todas las semanas. Por medio de este correo quisiera elogiar la columna de Antonio Caballero ‘Los ricos también lloramos’ (SEMANA #951) nunca había visto un diagnóstico de nuestra realidad actual tan contundente y diáfano como el que presenta en su artículo. Lo presenta desde los dos puntos de vista y siendo justos con los dos —tanto el punto de vista de los ricos como de los pobres—.

Quisiera también complementarlo diciendo que el diagnóstico es perfecto en todo sentido, pero lo que le falta es la solución que en mi opinión es la creación de la conciencia social y comunitaria que permita comprender a todos y cada uno de los colombianos que si no progresamos todos en conjunto y para el bien de todos realmente no progresa nadie.

Ya que, como se ve en el artículo, los pobres por indiferencia de los ricos tienen que estar padeciendo y los ricos padecen al no poder tener bienes tan invaluables como la tranquilidad, y que en conjunto todos los colombianos ricos y pobres estamos perdiendo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.