Martes, 24 de enero de 2017

| 1999/11/15 00:00

CROMATISMO ENCANTADOR

CROMATISMO ENCANTADOR

Al ilustre Caballero de armadura de palabras de cromatismo encantador, de saliva
incolora y ferviente dolor de patria, de ilimitada inventiva y absorción sin igual en esto de escudriñar a los
mortales, le ofrezco mi más cariñoso afecto en medio de la distancia virtual que separa al lector del
escriba.
Lo encuentro siempre nuevo, siempre suyo, siempre propio, y está su pertenencia la que me incita a romper el
silencio tímido de los anónimos, para agradecerle de corazón su discurso sentido, su reprimenda en tiempo
de abusos, su irreverencia que calla el argumento simple de los mediocres, su humor que aviva la lógica del
absurdo que corroe a nuestra patria y la encanta de magia.
Le agradezco en el alma su pretensión dantesca y a pesar de encontrarse al final de este semanario,
quiero que sepa que es para mí el único escritor digno de ser leído con la incoherencia de los que aún creen
en la vida.
Con el perdón del padre Gallo y su increpación mojigata, me place informarle que ya son tres las cartas que
respaldan el honor de este caballero, de Antonio el Caballero.
María Paula Rueda
Bogotá (Vía Internet)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.