Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2004 12:00:00 AM

De Alberto Santofimio

En la edición #1.148 de SEMANA aparece una foto en la cual está sentado conmigo Pablo Escobar.

En la edición #1.148 de SEMANA aparece una foto en la cual está sentado conmigo Pablo Escobar. Debo aclarar que fue tomada en Madrid, durante la recepción ofrecida por el Partido Socialista Obrero Español, el día del triunfo de Felipe González. Escobar asistió como miembro de la Cámara de Representantes. Yo asistí como delegado del Senado, y en esa reunión estuvieron presentes parlamentarios, periodistas y políticos, entre ellos el periodista Enrique Santos Calderón. Todos departimos, incluido Escobar, quien entonces no era objeto de sindicación alguna. Al pie SEMANA pone lo siguiente: "Cuando Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara declararon personas indeseables a Jairo Ortega y Pablo Escobar, y los expulsaron de su movimiento, el político Alberto Santofimio Botero lo invitó a unirse a sus filas y así salió electo representante". Lo anterior es falso. Escobar se inició en política al lado de Luis Carlos Galán. En las elecciones de 1982 las rencillas en el galanismo antioqueño llevaron a Galán a desautorizar la lista a la Cámara de Jairo Ortega, en la cual figuraba como suplente Escobar. Estos se sometieron a las urnas y salieron como disidentes del galanismo. Una vez elegidos, apoyaron la candidatura del liberalismo del doctor Alfonso López Michelsen. Se formó en el nuevo Congreso el grupo Alternativa Popular, del cual hicimos parte, entre otros, Jairo Ortega Ramírez y yo. Cuando aparecieron las publicaciones en El Espectador sobre requerimientos de la justicia a Escobar, como presidente de Alternativa Popular procedí a expulsarlo, en su condición de suplente de Ortega Ramírez. En El Tiempo del 11 de septiembre de 1983 está publicada esta riesgosa decisión mía. Ramírez respaldó mi determinación y se desvinculó de Escobar definitivamente. Queda en claro que nada tuve que ver con el ingreso a la política y al Congreso del señor Escobar. Tuve que ver con su salida de la política, corriendo graves peligros, como registró la revista SEMANA.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.