Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/2000 12:00:00 AM

De la directora del Jardín Botánico

Teniendo en cuenta que la entidad que dirijo, responsable del programa de arborización, no fue consultada,

considero necesario y constructivo hacer algunas precisiones respecto del artículo publicado en la pasada edición de la revista y titulado ‘Tala polémica’. 1. El programa de arborización de la Administración Distrital, tal y como su nombre lo señala es un programa de plantación y mantenimiento de árboles que destina, por primera vez en la historia, una inversión de 32.332 millones de pesos para adelantar esta tarea de manera planificada y técnica. Se estructuró con base en estudios y diagnósticos interdisciplinarios que han permitido establecer prioridades para plantar 120.000 nuevos árboles en el período 1998-2001, tal y como lo establece el acuerdo 6 de 1998 correspondiente al plan de desarrollo. 2. Como resultado del análisis general que se elaboró y de los inventarios detallados previos a cualquier tipo de intervención, nos hemos visto enfrentados a la tarea de sustituir árboles que debido a la insuficiencia de programas similares en el pasado, se encuentran en estado de deterioro y amenazando la seguridad de los ciudadanos. La arborización debe obedecer a procesos dinámicos y permanentes, en los cuales se están renovando de manera periódica los árboles de la ciudad para que puedan cumplir cabalmente las funciones ambientales y estéticas. 3. El balance de gestión nos permite ver un cumplimiento de metas anuales superior al ciento por ciento significando que a la fecha hemos sembrado 56.152 árboles que se encuentran en etapa de mantenimiento. La cifra exacta de árboles sustituidos en el marco del programa de arborización es de 4.646 equivalente al 1 por ciento de los árboles de la ciudad. 4. Contrario a lo planteado en el artículo, la ejecución se ha venido supervisando y controlando minuciosamente, como lo establece la ley, y lo vigilan tanto autoridades ambientales como organismos de control de la jurisdicción correspondiente. Igualmente se dispone de un sistema de monitoreo para garantizar la sostenibilidad del programa plasmado en un Sistema de Información Geográfico que nos permite controlar y prevenir amenazas naturales y artificiales que pueden tener los árboles en un medio distinto a su hábitat como es el espacio urbano. 5. Es importante aclarar que no sólo no se han violado normas, sino que el programa está enmarcado en las distintas instancias de la legislación ambiental, partiendo del artículo 80 de la Constitución, que establece el deber del Estado de “planificar el manejo de los recursos naturales para garantizar su conservación, restauración o sustitución”, hasta el decreto distrital 984 de 1998, el cual faculta al Jardín Botánico para liderar los procesos de arborización que se lleven a cabo dentro del perímetro urbano del Distrito Capital. Adicionalmente y como lo exige el decreto, y contra lo establecido por SEMANA, sí existe un Manual de Lineamiento de Arborización, aprobado por el Dama como autoridad ambiental y el cual corresponde a todas las acciones que se han adelantado en Bogotá. 6. Por último quiero destacar la acogida que ha tenido el programa, al mencionar las 861 organizaciones sociales que actualmente desarrollan proyectos de arborización comunitaria en las 20 localidades del Distrito Capital, haciendo de este un programa participativo y apropiado socialmente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.