Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2004 12:00:00 AM

De Echeverri para Caballero

Refiriéndome a su columna publicada en la edición #1.148 del 3 de mayo de la revista SEMANA, creo necesario recordarle algunos temas,

Refiriéndome a su columna publicada en la edición #1.148 del 3 de mayo de la revista SEMANA, creo necesario recordarle algunos temas, así: El 'detalle fundamental' lo constituye lo que realmente quieren los colombianos y quizá no, algunos columnistas profesionales, quienes, a pesar de cumplir con una importante labor como 'líderes de opinión', se olvidan a menudo de escuchar la opinión de otros, inclusive si estos otros, como hasta ahora lo demuestran las encuestas, son la mayoría del pueblo colombiano. Lamento que usted sienta vergüenza ajena de la ilusión que siente un número importante de colombianos que ven en su Presidente a un buen gobernante con ganas de trabajar y capacidad de liderazgo. Lamento que sienta vergüenza ajena del sueño de los colombianos, ilusionados con la posibilidad de que el hombre que eligieron pueda continuar su mandato para que después de décadas perdidas, de la tragedia de horror y desesperanza, nos marque el rumbo del buen gobierno. ¿Por qué quitarle a nuestro país la posibilidad, de, mediante una reelección, beneficiarse de otro periodo de un Presidente que está buscando y logrando los resultados que todos queremos y llevamos pidiendo a gritos hace décadas? Esa posibilidad la tuvieron los españoles, los ingleses y los norteamericanos, quienes tuvieron a gobernantes exitosos durante periodos consecutivos, como Aznar y Felipe González, Churchill, Roosevelt y Clinton, independientemente del régimen político imperante en sus naciones. Las verdaderas lecciones de la historia hay que saberlas aprovechar en vez de estar buscando gazapos donde no existen. Y a propósito: la Constitución americana, escrita hace 200 años, nada dijo sobre la reelección de sus presidentes. Fue la costumbre, la que creó ese derecho, como suele ocurrir en los pueblos anglosajones. Washington, después de su segundo mandato, no quiso ser reelegido una vez más. Su avanzada edad le abrió espacio para que Jefferson y Adams buscaran ser reelegidos. El ejemplo que dio Washington se mantuvo hasta Roosevelt y, tras su muerte, en su cuarto periodo, el Congreso, a iniciativa del Partido Republicano, en 1951, elevó a enmienda constitucional (XXII), permitiendo la elección presidencial solamente por dos periodos consecutivos. Nuestra historia habrá que construirla y como a miles y miles de colombianos, no me cabe la menor duda de que un gobernante de la talla de Uribe encontrará el exilio del que usted habla en el corazón de millones de compatriotas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.