Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2005/04/10 00:00

De Fedepalma

De Fedepalma

He leído el artículo 'La palma maldita' (edición #1.195), anunciado como la "contrarreforma de la palma", en el cual se presenta un informe del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) en el que se revela cómo las comunidades negras del Chocó están perdiendo tierras ancestrales, a manos de un grupo de empresarios que han utilizado 'estrategias' para ocupar 'indebidamente' estos territorios, en donde principalmente cultivan palma de aceite. En tal sentido, debo manifestarle que las empresas mencionadas en el artículo no están afiliadas a Fedepalma y sólo en el caso de Urapalma tenemos información en nuestro Registro Nacional Palmicultor como productor del municipio de Carmen del Darién (Chocó) desde el año 2002.

Fedepalma cuenta con valores institucionales definidos en el Plan Estratégico Gremial que nos obligan a actuar de manera ética, con transparencia, rectitud y equilibrio, velando por el cumplimiento y el reconocimiento de la Constitución y las leyes, lo que ha evitado que entre sus afiliados haya cultivadores cuestionados por asuntos judiciales. Adicionalmente, en su gestión gremial la federación inculca la responsabilidad social empresarial como factor esencial entre los palmicultores, con especial énfasis en sus comunidades inmediatas, por lo que se ofrece a colaborar con las autoridades para resolver aquellos casos en que haya denuncias por desplazamiento forzado y ocupación ilegal de tierras en zonas palmeras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.