Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/6/2002 12:00:00 AM

De Flórez para Pizano

La entrevista con el Ministro de Desarrollo (SEMANA # 1.046) merece algunas precisiones.

La entrevista con el Ministro de Desarrollo (SEMANA # 1.046) merece algunas precisiones. El doctor Eduardo Pizano desconoce que Planeación Nacional ha calificado el servicio de agua potable en Bogotá como el mejor del país. La calificación de la capital es de 78,37 por ciento, la más alta de Colombia, casi 20 puntos por encima de las Empresas de Medellín, con 58,49 por ciento. El Ministro arma ruido donde hay cámaras, pero ¿qué ha hecho por Mitú, Calamar o San Martín de Loba donde el servicio es pésimo? En los últimos cinco años la Eaab amplió el servicio de acueducto en 795.000 personas y el de alcantarillado en 824.000.

El Ministro propone una fórmula mágica para bajar las tarifas. ¿A quién no le gustaría hacerlo en las actuales circunstancias? Hasta un candidato presidencial proponía congelarlas. ¿Y con qué se financiarían las inversiones en los barrios pobres que todavía no tienen ni acueducto ni alcantarillado? El doctor Pizano propone endeudamiento y reducción de costos. El endeudamiento debe ser razonable, como los 250 millones de dólares que aprobó el Concejo. Pero la deuda hay que pagarla, si no, nos pasa lo de Telecom, que terminó quebrado.

¿Dónde podríamos apretarnos el cinturón de verdad? El doctor Pizano en búsqueda de popularidad habla de reducir tarifas, pero no le pone el cascabel al gato. Igual que en Telecom, la empresa de acueducto arrastra una convención colectiva cara y un pasivo pensional de billón 200.000 millones de pesos. ¿Por qué el Ministro no se dio esa pela, igual que no se la dio en Telecom, cuando fue presidente de esa empresa? Claro, por esa vía no es tan fácil salir en hombros. La Eaab tiene que reformarse, pero no hagamos política a costa de ello.



Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?