Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/1997 12:00:00 AM

DE GEORGES SOROS

Contrario al artículo aparecido en la edición de abril 29-mayo 5, 1997 de SEMANA, yo no voy a realizar una reunión en Medellín, Colombia, en octubre, cuyo objeto sea el de pedir un fin a la guerra contra las drogas. Aunque he criticado públicamente la guerra contra las drogas en los Estados Unidos, debo negar enfáticamente estar en favor de la legalización. Lo que sí creo es que debe haber algún punto medio sensato entre los extremos de la legalización y la guerra contra las drogas. Para lograr este objetivo, yo apoyo la idea de disminución del daño, un enfoque que busca reducir las consecuencias negativas de la prohibición de las drogas y su uso, tanto para los consumidores de droga como para la sociedad en general. He destinado aproximadamente 15 millones de dólares entre 1994 y 1999 para apoyar proyectos que exploren esta alternativa, distinta a la política antidrogas actual. Incluido en este apoyo está una donación de 5,5 millones de dólares para varios años a la Fundación para la Política de Drogas (Drug Policy Foundation). La confusión en el artículo de SEMANA puede haber surgido del hecho de que la Fundación para la Política de Drogas ha sido contactada por funcionarios de la ciudad colombiana de Medellín para ayudar a organizar una conferencia sobre disminución del daño de las drogas en ciudades latinoamericanas. Adicionalmente, debo referirme a otros aspectos de su artículo que desvían el carácter del trabajo de varias fundaciones que yo apoyo, incluyendo:El proyecto de Muerte en América (Death in America): este proyecto no favorece la eutanasia. De hecho, lo cierto es lo contrario, ya que el proyecto recientemente hizo una petición a la Corte Suprema de Justicia argumentando que no existe base en este momento para que la Corte avale el derecho a suicidio médicamente asistido. El Fondo Emma Lazarus: este fondo asiste a inmigrantes legales que hayan sido injustamente damnificados por parte de leyes recientes de inmigración y seguridad social aprobadas en los Estados Unidos, que les hizo perder beneficios públicos y los hizo más fácilmente sujetos a deportación.Aunque estas son solamente algunas de las inexactitudes de su artículo, no podía permitir que quedara como está y les pido, al menos, que corrijan los errores aquí resaltados para que sus lectores tengan un mejor entendimiento del trabajo que hacen las fundaciones que yo apoyo. George Soros Nueva Yor
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.