Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/1998 12:00:00 AM

DE HAROLD BEDOYA PIZARRO

Acudiendo a su ética periodística, presento mi enérgica protesta por el artículo 'El complot', en el cual se insiste en dañar la imagen institucional y personal presentando a las Fuerzas Militares divididas por cuenta de los altos mandos a quienes clasifican como amigos, neutrales o enemigos del gobierno anterior, insinuando su vinculación al magnicidio del doctor Alvaro Gómez Hurtado.
Es bueno recordar que las Fuerzas Militares están por encima de los odios y las reyertas políticas, no son deliberantes y no hacen parte de gobierno alguno, porque la Carta Magna las colocó como garantes del orden constitucional, la soberanía y la integridad territorial.
Nunca defendí ni ataqué al gobierno pero sí denuncié sus atropellos a la soberanía y a la integridad territorial a través de un documento que ustedes titularon 'Ruido de sables'.
Armar un rompecabezas de conspiración y crimen con 'Emilio I' testigo de oídas o sea que le oyó a otros, sin prueba directa alguna y con hipótesis de complot como el sugerido por ustedes, hacen daño a la vida, a la honra y a los bienes que tenemos los militares, como son la dignidad de haber servido con honor al pueblo colombiano.
Ojalá que a 'Emilio I' no se le sumen 'Ernesto II' y 'Horacio III', haciendo inculpación de los crímenes de la Mona Retrechera y del conductor de Horacio Serpa en vísperas de declarar ante la Fiscalía sobre el proceso 8.000.
General Harold Bedoya Pizarro
Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.