Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/22/1999 12:00:00 AM

DE JUAN MANUEL OSPINA

Es con verdadera extrañeza que me he enterado del contenido del artículo 'Leyva contraataca'
aparecido en la edición #876 de la revista SEMANA. El artículo mencionado es irrespetuoso con el señor
Presidente de la República, a quien de alguna manera coloca como si fuera a remolque de los
acontecimientos. Lo es con Alvaro Leyva, a quien presenta como un vocero disimulado de las Farc. Y lo es
finalmente con Juan Manuel Ospina, que como presidente de la Comisión Accidental de Paz del Senado ha
participado en el proceso en curso y desde mucho antes, con independencia y seriedad, ha estado vinculado
con el tema más sagrado para los colombianos: la paz. Con algunos elementos reales y una enorme dosis de
fabulación, me colocan como emisario de Alvaro Leyva, persona a quien conozco de años atrás, a quien
respeto, pero frente a la cual siempre he tenido y tendré absoluta independencia. Adicionalmente me presentan
como partícipe en una especie de conspiración para buscar que Víctor G. Ricardo salga del cargo de alto
comisionado. No es mi estilo conspirar contra los funcionarios. Respeto profundamente la autonomía del
Presidente para nombrar y remover a sus colaboradores. Lo anterior no obsta para que frente a determinadas
decisiones y comportamientos de Víctor G., yo haya discrepado, pero siempre lo he hecho de frente y
comentándole a él mis opiniones.Creo desde tiempo atrás, para ser más exactos desde mi paso por la
dirigencia gremial nacional, que el tema de la paz es un tema nacional que exige amplios y sinceros
acuerdos entre los principales actores sociales y políticos del país. Comparto igualmente que la
responsabilidad política y constitucional del proceso, está en cabeza del señor Presidente. Creo, en fin, que
en las actuales circunstancias en que se encuentra la búsqueda de un camino para la negociación, es más
urgente que nunca la búsqueda de esos acuerdos. Sobre esto el señor Presidente ha hecho unos
planteamientos que comparto ampliamente, con independencia y responsabilidad. Juan Manuel Ospina,
presidente Comisión Accidental de Paz, Senado de la República Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.