Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1997/07/14 00:00

DE LA OFICINA DEL ALTO COMISIONADO

DE LA OFICINA DEL ALTO COMISIONADO

En la edición #789 su revista ha presentado información relacionada con nuestras actividades que no refleja la realidad del proceso emprendido ni las relaciones que las Naciones Unidas mantienen con el Gobierno de la República de Colombia a través de esta oficina.Nos permitimos hacerle llegar algunas aclaraciones con respecto al alcance del mandato de la oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. El establecimiento de esta oficina obedece a la invitación formulada por el Presidente de la República de Colombia al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos durante entrevista personal que sostuvieron en diciembre de 1994 y reiterada mediante comunicación escrita del 2 de abril de 1996. Es, por tanto, un acto soberano del Estado colombiano. La preocupación del Gobierno de la República de Colombia, compartida por la comunidad internacional, por mejorar la situación de los derechos humanos en el contexto de violencia y conflicto armado que vive el país, ha conducido a establecer este mecanismo de cooperación internacional, de acuerdo con los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas. Se trata, pues, de un esfuerzo para superar obstáculos, a partir de una evaluación común de la gravedad de la situación, y abierto a una amplia interlocución con el conjunto de la sociedad civil.La Oficina señala la actitud cooperativa que ha encontrado en las autoridades colombianas, con las cuales se están estableciendo medidas concretas de colaboración para implementar las recomendaciones hechas por diferentes órganos y mecanismos de Naciones Unidas. Cristina Iparaguirre, Directora Adjunta de la oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.