Domingo, 22 de enero de 2017

| 1996/11/04 00:00

De un melómano agradecido

De un melómano agradecido

Soy un asiduo lector de su columna de música. Esta carta va con el fin de aclararles (#750) su comentario sobre el trabajo de Rubén Blades, La Rosa de los Vientos. Panamá, al igual que otras naciones del Caribe, ha recibido la afortunada visita del acordeón de pitos alemán. La cumbia morena de Panamá se toca con tambora y acordeón en un juego de ritmo y melodía que tiene un suave sabor a los Pasebol que tocaban Alfredo Gutiérrez, Lisandro Meza. Un gran cultor de este ritmo es el maestro Yin Carrizo, quien compuso temas tan conocidos como Julia, Viva Panamá, El tambor de la alegría y tantos otros. El maestro Carrizo es un reconocido acordeonero panameño y no dudo que quienes hayan acompañado a Blades en su trabajo, sean también sus seguidores. Por lo tanto las "extrañas aproximaciones" de Blades al vallenato, son más bien un ejercicio de introspección musical de su país. Enhorabuena por Rubén y por el acordeón de pitos, del que sin duda somos los mejores ejecutantes del mundo. Adrian Pablo Villamizar. Maicao

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.