Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/10/1996 12:00:00 AM

DE PLINIO MENDOZA

Leyendo el texto de María Mercedes Carranza a propósito del Manual del perfecto idiota latinoamericano, tuve de inmediato una impresión: la de que a ustedes les habían metido gato por liebre. En vez de una nota crítica en el estilo objetivo de la revista, sus lectores y yo entre ellos encontraron solo una diatriba con un exceso de bilis y una notable escasez de argumentos. Cuando pusimos en marcha esta revista, nunca previmos que las páginas reservadas a la cultura pudiesen convertirse en un feudo personal, donde el rigor crítico, tan necesario en la evaluación de cualquier obra, cediera el paso al simple movimiento temperamental de simpatías o antipatías de una buena señora. Por lo demás, el texto a que hago referencia no hace sino confirmar lo que tantas veces hemos dicho en nuestro Manual: lo malo no es haber sido idiota, sino continuar siéndolo.Plinio Apuleyo Mendoza Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.