Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1997/11/24 00:00

DE SANTIAGO MEDINA

DE SANTIAGO MEDINA

En el artículo '¿Rematado Galán?' del #806 de SEMANA ustedes incurren en varias inexactitudes que no por tratarse de un artículo de opinión, de opiniones suyas, dejan de ser inexactitudes. Primero: el hecho de que Galán no fuera el único candidato al que se le cambiaron los escoltas, no quiere decir que lo que yo afirmo sobre la asignación de escoltas nuevos no sea cierto. Su argumento por lo tanto no solo es flaco sino peregrino. Segundo: su afirmación sobre la decisión del propio Galán de cambiar los escoltas es falsa. Estos fueron cambiados por decisión del DAS, la primera semana del mes de agosto de 1989 y tampoco es cierto que Galán o cualquier otra persona de la campaña y relacionada con la seguridad del candidato dudara de la eficacia de Víctor Julio Cruz, jefe de seguridad. Prueba de ello es que éste fue reintegrado a su trabajo, acompañó a Gaviria también como su jefe de seguridad y actualmente trabaja con él con sede en Washington. Luego no sería mal funcionario ¿cierto?Tercero: intentan ustedes en el mismo artículo desvirtuar mis afirmaciones sobre el chaleco antibalas cambiado también a Galán en el día de su asesinato, afirmando que sólo existe una medida estandard. Permítanme decirles que hay tres clases de medida en los chalecos: corto, mediano y largo. Estos se consiguen en el mercado nacional. Santiago Medina Serna Bogotá
N.de la R. En relación con el cambio de escoltas la versión de SEMANA fue consultada con la señora Gloria Pachón de Galán

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.