Sábado, 21 de enero de 2017

| 2005/09/18 00:00

Del coordinador de Proyectos Productivos

Del coordinador de Proyectos Productivos

Compartimos, en general, los preocupaciones expuestas en 'La paradoja de Urabá' de la edición #1.219. Las situaciones planteadas no se pueden dar y por todos los medios vamos a evitarlo. Es el Estado el que debe liderar la puesta en marcha del modelo de empresa que hemos diseñado desde la oficina del Alto Comisionado para la Paz, para desmovilizados, campesinos y desplazados. Para ello se han destacado un funcionario en Urabá y otro en Córdoba, con la misión de asumir el control e impulsar los proyectos productivos, con el apoyo oficial y el del sector privado. Los recursos y las tierras deben tener un origen transparente. Los aportes de los particulares van a un fondo manejado por una fiduciaria que debe establecer su origen. El Ministerio del Interior verifica que las tierras no hayan sido adquiridas bajo presión. Los antiguos comandantes no pueden ser socios, son sólo promotores de los proyectos. El avance de los proyectos en Urabá ha sido lento por la complejidad del tema: no estamos buscando simplemente empleos para los desmovilizados, sino que organizamos empresas en las que participan como trabajadores y como socios. Son empresas de verdad, con capacidad crediticia, para producir bienes con mercado asegurado y con acompañamiento de empresarios particulares. Y son muchas las empresas que estamos creando en todo el país; pronto se empezaran a ver sus resultados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.