Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/04/14 00:00

DEL CORONEL PLAZAS VEGA

DEL CORONEL PLAZAS VEGA

Con toda atención y apelando al artículo 13 de la Constitución sobre el derecho de igualdad, y a la ley de prensa, solicito que en la próxima edición de SEMANA se publique el resultado de las investigaciones de la Procuraduría Delegada para las Fuerzas Militares de 15 de mayo de 1990, atinentes a la denuncia presentada por el señor Ricardo Gámez Mazuera. Porque por segunda vez, en la revista se publican las calumnias de este señor, pero se abstienen de publicar los resultados de la Procuraduría.

En la edición #1301 de SEMANA se está mintiendo en materia grave, se está desinformando y además se están atropellando mis derechos fundamentales, en especial los relativos al buen nombre, a la vida y al trabajo.

Es muy grave que se diga en la portada que por primera vez un testigo cuenta cómo torturaron y desaparecieron a las personas que salieron vivas de la cafetería del Palacio de Justicia, cuando esa versión fue presentada por el mismo sujeto en agosto de 1989, y su versión (que es la misma) fue investigada por la Procuraduría, la cual encontró que se trataba de afirmaciones falsas, y por esa razón se abstuvo de abrir investigación contra los militares acusados.

Por otra parte, la revista confirma como testigo a Gámez Mazuera cuando las autoridades de Colombia no lo han calificado como tal, porque nunca fue policía regular. Además fue retirado de esa institución en 1979, es decir seis años antes de los hechos del Palacio de Justicia. Nunca perteneció al Ejército, ni al DAS, por tanto no podía ser testigo en los hechos del 6 y el 7 de noviembre de 1985.

Para remate, SEMANA presenta las calumnias mediante un video en su página web, expresadas por el señor Gámez Mazuera, es decir, promocionando a una persona que ni siquiera se ha presentado ante las autoridades colombianas a ratificarse en la denuncia presentada hace 18 años y desbaratada por la Procuraduría en 1990. Lo más grave de la actitud de la revista es que conocía los detalles de la investigación de la Procuraduría porque la resolución del 15 de mayo de 1990 fue remitida por el suscrito en oficio del 20 de noviembre de 2006.

Un atropello similar fue cometido por periodistas del noticiero de televisión CM&, por lo cual un juez de la República ordenó la correspondiente rectificación.

Luis Alfonso Plazas Vega
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.