Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/10/2005 12:00:00 AM

Del senador Mario Uribe

En relación con afirmaciones contenidas en la columna 'El Primer Primo', (SEMANA #1.196) me permito hacer las siguientes aclaraciones:

1. Fui ponente del proyecto de reforma constitucional 1988-1989. La idea de agregar un artículo que convocara a un referendo para que el pueblo decidiera sobre la autorización o prohibición de la extradición no fue firmada o presentada por mí; no intervine en el debate; me limité a votarla. Fue aprobada por la comisión primera y la plenaria de la Cámara, y por la comisión primera del Senado. En su plenaria se convino retirarla. Año y medio después la Constituyente, sin alarma ni protesta alguna, prohibió la extradición. Tampoco fui autor o proponente de un 'mico' en 1995. Al día siguiente a su aprobación en el Senado, algunos senadores, de los 60 que votamos afirmativamente la propuesta, solicitamos al Presidente de la República interponer sus oficios para hundir una iniciativa cuyos alcances no deseábamos. Felizmente así ocurrió. Recuerdo entre ellos a Luis Guillermo Vélez y a Luis Fernando Londoño. El 'narcomico' se tornó en comodín cuya autoría se atribuye según conveniencias. No soy la única víctima. Contra toda evidencia, se me atribuye la autoría de un pretendido 'mico' en el proyecto de ley de justicia y paz. Hemos abundado en cautelas jurídicas para impedir que resulten beneficiados individuos u organizaciones del narcotráfico. La norma propuesta tuvo origen en las discusiones preparatorias de la ponencia, llevadas a cabo en la Casa de Nariño con la participación de un amplio y heterogéneo grupo de funcionarios, expertos y congresistas a quienes no puede imputarse la defensa de interés oscuro alguno.

2. Visité la Feria Nacional Equina de Pereira acompañado de mi señora, un hijo y una amiga. Ignoro el alcance de las imputaciones periodísticas a otros asistentes.

3. El hecho de haber dedicado mi vida al ejercicio de la política no inhabilita a mis parientes para abrirse su propio camino profesional. Nada tengo que ver en su nombramiento, como tampoco en los de otras personas a quienes de manera equivocada se señala en algunos casos como mis parientes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.