Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2005/12/03 00:00

Desencanto

Desencanto

Héctor Abad me fascina cuando habla de poesía, literatura, religión y moral. Todas esas humanidades le sientan muy bien. Son lo de él. Pero me desencanto cuando leo que se mete con política y proceso de paz ('Heroína o villana, SEMANA #1.223). El es otro tipo de persona. Lo de la Corte y el mundo de la política es para María Isabel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.