Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/07/21 00:00

Despertar cuidadano

Despertar cuidadano

La encuesta de la firma Invamer Gallup, publicada por SEMANA (edición #1315), cuyos resultados revelan una importante caída de la imagen favorable del presidente Uribe, pareciera ser el comienzo del despertar ciudadano ante la hiriente luminosidad que arrojan los grandes sucesos nacionales: la tozuda realidad de un conflicto interno que ha empezado a resquebrajar la política de seguridad democrática, las burlas que del controvertido proceso de justicia y paz hacen los narcoparamilitares ante los estrados al despreciar el derecho a la verdad y a la reparación que les asiste a los cientos de miles de víctimas y continuar controlando desde las cárceles sus bandas homicidas falazmente desmovilizadas. Y lo que es peor, todo ello con el incomprensible silencio del primer mandatario.
El escándalo de la para-política, el cual patentizó el profundo marasmo de la institucionalidad regional. El evidente fracaso de la política de guerra del presidente Uribe, que tras cinco largos años sin solución real del conflicto, y en menoscabo del acuerdo humanitario, no sólo ha servido para perpetuar el infame holocausto de los secuestrados y desplazados, sino también para acrecentar la preocupación ciudadana por el orden público, y de paso polarizar aun más la sociedad colombiana, según lo convalidan las recientes posiciones de dos singulares víctimas de la violencia: el joven y brillante gobernador de Antioquia, quien con sabia prudencia reclama del Estado dicho acuerdo, y la respetable viuda del empresario manizaleño asesinado, quien por encima del recóndito dolor que padecen otra madres, esposas o hijas, por sus seres queridos secuestrados pero vivos, dictamina sin ambages que los rescates (a sangre y fuego) son el camino...

Ramón Francisco García S.
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.