Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/29/1998 12:00:00 AM

DIFERENCIAS IMPORTANTES

Sobre su nota acerca de la venta de la empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (SEMANA #836) me permito comentar lo siguiente:1ª Esa posible venta no se ha discutido en "otras administraciones" simplemente porque solo era viable hacerlo después de expedida y reglamentada la ley 142 de 1994 (julio 11) que contiene las reglas de juego para la participación de los particulares en la prestación de los servicios públicos domiciliarios. 2ª Por la razón anotada, el tema solo puede plantearse a partir de la administración Mockus que lo hizo con eficiencia porque sin comprar al Concejo, como está ocurriendo ahora, consiguió que la Empresa se transformara en sociedad por acciones, solo que el Concejo anterior dispuso que los accionistas fueran todos de carácter oficial y ahora se está previendo que también pueden ser particulares. En el fondo ese es el verdadero cambio que está introduciendo el Concejo a la normatividad vigente. Que sea ese el único cambio, no quiere decir que no sea un cambio importante.3ª Otra diferencia bien importante entre lo que planteó Mockus y lo que se está haciendo ahora es que Antanas pidió, sensatamente, que el producido de la venta de la ETB se destinara a la financiación del metro o a la recuperación de la Empresa de Energía (antes de que fuera capitalizada) y ahora con Peñalosa se está decidiendo que las platas de la ETB alimenten los gastos corrientes de la administración. Como los concejales creen que se reeligen con éstos últimos, votan todo lo que el alcalde les diga. José Romero Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.