Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2000/02/07 00:00

El abuso de las drogas

El análisis que hace el señor Francisco Thoumi en su artículo sobre la lucha antidrogas en la edición #919, no siempre se puede aplicar.

El abuso de las drogas

El análisis que hace el señor Francisco Thoumi en su artículo sobre la lucha antidrogas en la edición #919, no siempre se puede aplicar. Vale la pena aclarar que las drogas no son ilícitas, lo ilícito es su utilización o abuso. Y esto es importante porque establece el marco para el uso médico y científico, que siempre se queda en el tintero. Es precisamente el uso médico la razón por la cual se dictaron políticas nacionales e internacionales para el control de drogas. Si el análisis del señor Thoumi fuera cierto en su totalidad, entonces no se habría dado el fenómeno del abuso del opio en la China y Europa, principalmente durante los siglos XVIII y XIX, cuando el Reino Unido suplía de opio a la China desde la India. Aunque en ese momento las estructuras sociales eran tradicionales y las mujeres permanecían en el hogar, se calcula que en 1876 había alrededor de 30 millones de chinos adictos al opio. Es más, fue esto lo que dio pie para el primer tratado bilateral sobre la utilización de drogas en 1907, entre la China y el Reino Unido de Gran Bretaña. El tratado exigía un certificado médico para que el opio se pudiera vender y adquirir. Ese tratado se convirtió después en un tratado multilateral y eventualmente fue la base de la Convención Unica de Narcóticos de la ONU, que sigue vigente y que establece las bases para la adopción de políticas internas sobre la utilización de las drogas. El artículo acierta cuando dice que uno de los problemas de fondo es económico. Y lo fue también en el pasado: los ingleses necesitaban el té, el ruibarbo y la seda de la China, y el opio era la mejor manera de pagarlos. Aun a pesar de que el comercio del opio era ilícito, de los problemas que esto le traía a la China, y de las fallidas guerras del opio que terminaron entre otras cosas, en el traspaso de Hong Kong a Gran Bretaña. Liliana de Lima Houston, Estados Unidos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.