Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2000/04/24 00:00

El debido proceso

El debido proceso

Ameno el escrito ‘El aterrizaje de Samper’ (SEMANA #930) sobre el cual, aunque habría mucho que comentar, trataré sólo un aspecto no contemplado en el texto: la relación entre el personaje y el debido proceso a través de una hipótesis detallada a renglón seguido.

La mencionada institución es irrespetada en Colombia a nivel social o de la comunidad, es decir, ningún colombiano la practica en su vida diaria respecto al prójimo. El ex presidente logró que se le aplicara y esto fue una excepción afortunada porque se requiere metodología científica en el plano jurídico. Creo que las cabezas de la Fiscalía General de la Nación no estaban capacitadas para la tarea. Alfonso Valdivieso es un político militante de una tendencia adversa al ex mandatario y los pronunciamientos de Adolfo Salamanca eran los de un panfletario incendiario.

El Congreso de la República habría condenado a Samper de ser la acusación de la Fiscalía totalmente convincente: nadie habría protegido a alguien culpable a todas luces. Las fallas legales fueron identificadas por Juan Manuel López Caballero en dos brillantes artículos publicados en SEMANA y que constituyeron, en su momento, una manifestación hereje, suicida y fuera de lo común.

Creo, en suma, que el debido proceso fue determinante en la salvación de Ernesto Samper. Ahora bien, él posee, al igual que Nixon y Felipe González, la capacidad intelectual, el espíritu de lucha y la perseverancia suficientes para lograr en el futuro y la historia un lugar mejor al ocupado en el presente. Sin embargo, se trata de una incógnita.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.