Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/26/2003 12:00:00 AM

El problema es el uso

En el artículo 'Auxilio, parlamentarios' (SEMANA #1.097), Hernando Gómez Buendía muestra cómo en los 12 años de prohibidos los auxilios parlamentarios éstos se han incluido

En el artículo 'Auxilio, parlamentarios' (SEMANA #1.097), Hernando Gómez Buendía muestra cómo en los 12 años de prohibidos los auxilios parlamentarios éstos se han incluido 12 veces en el presupuesto general de la Nación metamorfoseados bajo los nombres de "fondos de cofinanciación", "auxilios regionales", "cupos indicativos" y, recientemente, "partidas regionales". Advierte el articulista, con razón, que el problema no es de los auxilios, sino el indebido uso que de ellos se hace, el cual no se acaba con la expedición de leyes, ni con reformas constitucionales -donde siempre aparecerá el "mico"-, sino con pruebas y penas a los corruptos. Llama la atención que en el referendo (Art. 4 y no 14 como dice el articulista) -supuestamente concebido para acabar con la corrupción y la politiquería-, una vez más los auxilios, como el ave Fénix, renacen bajo el manto de audiencias públicas consultivas donde "los congresistas formularán los reclamos y aspiraciones de la comunidad". Y para que no haya dudas, el mismo Art. 14 aclara: "Lo relativo a las audiencias (...) se aplicará a la elaboración, aprobación y ejecución del presupuesto en todo el territorio nacional". ¿Es esta la forma de combatir la corrupción, la politiquería y de acabar, de una vez por todas, con los auxilios parlamentarios?

Juan Manuel Jaramillo U.

Medellín

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.