Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/11/24 00:00

El voto electrónico y Brasil

El voto electrónico y Brasil

En su edición #1.124 ('Y el ganador es') se registra de manera objetiva las fortalezas y debilidades de nuestra organización electoral con ocasión de lo acontecido en las pasadas jornadas democráticas.

Sin embargo, al referirse a la opción del voto electrónico como una de las alternativas planteadas, señalan como desventajas: el alto costo de su compra y adecuación, la carencia del servicio eléctrico, el orden público y la falta de preparación de la gente.

Al respecto quisiera recordar que la Registraduría Nacional ha ensayado con éxito, desde 1988, planes piloto de voto electrónico en diversos procesos electorales. Asimismo el Congreso se ha ocupado de este tema en varias leyes, proyectos de leyes y actos legislativos que permiten y ordenan la implementación de urnas electrónicas. Y, por último, Planeación Nacional produjo un interesante documento, en mayo, titulado 'Implicaciones de la adopción del voto electrónico en Colombia', en el cual se recomienda la adopción gradual del mismo.

No obstante, siendo Colombia uno de los países que primero incursionó en el ensayo de tecnologías para la automatización del sufragio, hoy sufre un claro rezago frente a países como Brasil (con una vastísima zona rural carente de óptimo servicio de energía eléctrica, con mucha mayor población y más altos índices de analfabetismo) que hoy cuenta con el ciento por ciento de la votación recepcionada electrónicamente; y más recientemente Paraguay, que logró una cobertura del 45,37 por ciento.

Por último, merece atención el ofrecimiento de cooperación hecho a Colombia por la Organización de Estados Americanos, OEA, en desarrollo del convenio suscrito en julio de 2002 con el Tribunal Superior Electoral de Brasil, que permite utilizar las máquinas de votación electrónica del Brasil en los países miembros de esta organización hemisférica. Cabe agregar que los costos de un plan piloto de esta naturaleza se limitan a los logísticos, ya que el Tribunal Supremo Electoral del Brasil concede en comodato a la Secretaría General de la OEA las urnas electrónicas necesarias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.