Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

En defensa de Chávez

Los informes de SEMANA sobre las actuaciones (internas o externas) del presidente Chávez, se han convertido en una caja de resonancia de la oposición venezolana. Esto se colige de sus enfoques negativistas y antagonistas de los que no escapa 'Colombia en la mira' (edición #1.227), donde se afirma que "...Colombia es una ficha clave en el ajedrez geoestratégico del vecino", lo cual se deduciría, según el artículo, de declaraciones del gobernante; de las inversiones realizadas, o que piensa realizar, en el sector energético de varios países, así como en la compra de su deuda externa. No se menciona que se trata de una generosa forma de hacer partícipes a estos últimos de los beneficios de la bonanza, de la cual los primeros favorecido han sido los sectores secularmente desamparados del pueblo venezolano. Tampoco se menciona que así se evita que los destinatarios de estos recursos sigan siendo víctimas del Fondo Monetario Internacional. En cuanto al gasoducto, por lo expuesto en el informe se trata de un proyecto de mutuo beneficio cuyas bondades son confirmadas por el propio Luis Giusti, ex presidente de Pdvsa. Y sobre la clave refinería de Cartagena, el gobierno colombiano ha manifestado su imposibilidad financiera para acometer su modernización, por lo que busca una entidad privada que la emprenda, y la licitación se abriría en 2006. De manera que no es cierto que Chávez haya incluido la refinería "en su plan estratégico para el período 2002-2012".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.