Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1996/10/28 00:00

En defensa de Telecom

En defensa de Telecom

Con ocasión de un informe del Superintendente de Servicios Públicos sobre Telecom, (edición #748), quiero hacer las siguientes precisiones, contenidas en el documento que envié al señor Superintendente. Plan de retiro voluntario: los gastos de personal de Telecom disminuyeron un 15 por ciento, en pesos constantes, entre 1994 y 1995, al pasar de 146.937 millones a 124.306 millones de pesos de un año al otro. No es cierto, por eso, que la ejecución presupuestal en sueldos aumentó un 17,3 por ciento en 1995. Productividad laboral: la planta de personal pasó de 13.012 cargos en 1994 a 8.900 en 1996, una baja del 31,6 por ciento. El índice de empleados por cada mil líneas bajó de 30,1 en 1994 a 13,7 en 1996. Y el producido por empleado se incrementó de 60,8 millones a 108 millones de pesos. Personal administrativo: la planta administrativa-operativa es de 5.936 empleados, no de 6.103 como figura en el estudio. Es necesario discriminar los empleados que desempeñan funciones administrativas (2.623) de los que se desempeñan en el área de operaciones (3.340). Contratos con McKinsey: en el documento anexo se describe el objeto del contrato celebrado entre Planeación Nacional a través del PNUD y McKinsey and Company, y el objeto del contrato celebrado entre esta compañía y Telecom. Podrán apreciar que se trata de dos contratos diferentes. Pasivo pensional: este rubro representa el 48,8 por ciento los activos y no el 80 por ciento como se afirma. Este es un problema, además, creado de tiempo atrás y no puede imputársele a una administración de sólo dos años. Red troncal nacional de fibra óptica: el proyecto se cumplió dentro del cronograma establecido. El mayor inconveniente fue la necesidad de dejar sin efecto la solicitud pública abierta en noviembre 293, situación que ocurrió con anterioridad a mi administración. La infraestructura de ISA: el costo del proyecto usando la infraestructura de ISA valía 173.951.000 dólares contra la alternativa del cable subterráneo, la cual arrojó un valor de 130. 582.000 dólares. Es decir, la alternativa de usar la infraestructura de ISA era más costosa en un 33 por ciento. Convenios de riesgo compartido: Telecom comprometió como anticipo, en el proyecto de Bogotá, 38 millones de dólares, siete millones menos de lo afirmado por el estudio, y menos del 6 por ciento de lo que ejecutarán los socios. Antes de hacerlo, la empresa comparó los costos de desarrollar el proyecto bajo un empréstito y mediante el convenio de asociación, encontrando que en éste último los costos eran inferiores en 44 millones de dólares. Eficacia del servicio: la del internacional saliente creció del 49,75 por ciento en 1994 al 58,42 por ciento en 1996; la del servicio internacional entrante del 44,48 al 47,22 por ciento, y la del servicio nacional del 37 al 41,84 por ciento. Pérdida de valor de la empresa: según el estudio, "la empresa ha perdido valor, por los desaciertos de la administración". Es curioso que se afirme lo anterior, cuando los indicadores financieros muestran lo contrario. En el período 94-95 las utilidades se incrementaron en un 83,1 por ciento, y el costo administrativo por línea se redujo en un 42,8 por ciento. Además, el índice de endeudamiento de la empresa es del 12 por ciento y no del 78 por ciento.
Julio Molano, ex presidente de Telecom. Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.