| 1999/07/26 00:00

EN LA ESCALA DEL CINISMO

EN LA ESCALA DEL CINISMO

Excepcional por demás, el escrito de Alejandro Santos Rubino (edición #892), en el que realiza
un análisis real sobre la desvergüenza de los jefes de Estado, cuando a la mejor manera del garrote y
zanahoria, pretenden con una declaración insulsa, quedar bien ante la prensa continental.Pero se quedó
corto, estimo que por cuestiones de espacio y específicamente en lo que tiene que ver con el contexto
nacional. Y si regresamos a lo que acertadamente llama la escala 'Samper' del cinismo, coincidimos en
que ha sido el capítulo más golpeado para la prensa nacional. El motivo: "la cuenta de cobro que se pasó a
medios y periodistas por decir las verdades contempladas en el proceso 8.000". Verdades del tamaño de un
elefante imposible de ocultar, pero todo ello le costó al gobierno sepultar medios como La Prensa y QAP,
poner como carne de cañón a cientos de periodistas y sostener la práctica aún vigente de los gobiernos
que nombran a influyentes propietarios de medios poderosos en embajadas, ministerios y otras
representaciones diplomáticas como una clara forma de colonización política que a claras luces concluyen
'empeñando' al medio con el gobierno.Lo lamentable de todo no es que en la escala del cinismo se muevan la
corrupción y la libertad de prensa; lo verdaderamente doloroso es que unos, por condición natural siguen
siendo críticos y otros por convicción prefieren la libertad de prensa. La mezcla de las dos, es lo grave. Galo
Bravo Picazza Valledupar

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.